ElEconomista.com.mx. Las ventas de los cuatro grandes distribuidores del sector farmacéutico en México (Casa Saba, Fármacos Especializados, Marzam y Nadro) han reflejado una reducción en su participación en el mercado, al pasar de 63,6% en 2011 a 53,2% a febrero de 2014, de acuerdo con la consultoría especializada IMS Health.

“El mercado farmacéutico en México se está reconformando debido a cambios en la distribución del sector. Las cadenas farmacéuticas están teniendo un excelente desempeño y crecen a un ritmo de 10%”, explicó Héctor Valle, director general de IMS Health.

En el marco de la exposición del “IMS World Review 2014”, detalló que la entrada de medicamentos genéricos al mercado ha beneficiado a la cadena de farmacias, debido a que son más baratos.

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultoría, la gente prefiere el modelo de las cadenas de farmacias porque son de fácil acceso, portafolio surtido, oferta de servicios (médicos, análisis clínicos, etc.) y más baratos.

En el caso de los autoservicios éstos no han registrado un crecimiento en ventas; por el contrario, cayeron 4% en 2013. “Los autoservicios están llegando a una franja en donde ya no crecerán más”.

Por otro lado, a causa del débil consumo que existe en el país, aunado a la desaceleración económica, la venta de medicamentos registró una caída de 1,7% en unidades y sólo creció 0,5% en valor de enero a abril de 2014.

Aun en complicada situación de mercado, las compañías nacionales se han visto favorecidas pues en los últimos 12 meses registraron un crecimiento de 7,2%; por el contrario, las multinacionales tuvieron una caída de 0,9%, informó.

Para Héctor Valle la entrada de nuevos jugadores al mercado farmacéutico mexicano, como Alliance Boots, a través de las compra de farmacias Benavides, va a exigir a los que ya participan ser más agresivos, así como una recomposición de lo que ofrecen. “La entrada de jugadores nuevos siempre es interesante ya que trae una renovación en temas nuevos que en otros mercados han dado resultados”.

Del 2009 al 2013 el mercado farmacéutico mexicano ha crecido a un ritmo de 6%, finalizando el 2013 con un valor de 194.948 millones de pesos (US$14.954 millones). Se prevé que su crecimiento sea moderado en los próximos años, a un ritmo de 5% anual, manteniéndolo en el lugar número 13 en el ranking mundial, por debajo de Brasil.

*Lea además: México afianza lazos con España.

4577