Birmingham, EE.UU. Un alto ejecutivo de Cadillac dijo que dentro de dos años su marca debería estar en condiciones de disputar con otras automotrices extranjeras el primer lugar en las ventas de autos de lujo en Estados Unidos, una posición que no alcanza desde hace 15 años.

El vicepresidente de marketing de Cadillac, Don Butler, dijo este martes a periodistas que las ventas de la automotriz, propiedad de General Motors, deberían poder duplicarse respecto al 2010 "en un par de años", mientras coloca autos en segmentos en los que no competía desde hace tiempo.

"Mi objetivo es luchar para llegar al número uno en Estados Unidos en unos años", declaró Butler, agregando que "¿por qué no? Hemos estado allí antes".

GM dijo que tiene intenciones de convertir a Cadillac en una marca global. Las ventas de Cadillac en Estados Unidos en el 2010 fueron de unos 147.000 vehículos. La última vez que la firma lideró las ventas de lujo en Estados Unidos fue en 1997, cuando vendió 182.624 unidades.

Butler enfatizó que alcanzar el primer puesto era una meta que podía derivar del lanzamiento de vehículos nuevos y rediseñados que tienen en carpeta.

La actual línea de vehículos de Cadillac, que atiende alrededor de la mitad del mercado de lujo existente a nivel mundial, se encuentra en los primeros tres lugares de ventas en cada uno de sus segmentos.

Sumar los modelos XTS y ATS aumentaría al 80% la porción de segmentos que tiene la marca, y GM apunta a otros vehículos que incluso puedan llevarla más alto.

En el 2011, las ventas de la marca de lujo de GM aumentaron un 3,7% a alrededor de 153.000 unidades, o un 63% de las ventas del líder mundial de vehículos de lujo BMW.

Hasta julio de este año, las ventas de Cadillac en Estados Unidos habían caído un 12,6% a 76.229 unidades respecto al año anterior, según Autodata Corp.

En el 2011, los fabricantes alemanes encabezaron el mercado de autos de lujo en Estados Unidos tras 11 años de reinado de Lexus, la marca Toyota.

BMW asumió el liderazgo el año pasado con ventas de alrededor de 248.000 unidades, seguido de cerca por Mercedes Benz, de Daimler AG. Lexus fue tercero.

Hasta julio de este año, Mercedes encabezaba las ventas de autos de lujo en Estados Unidos con 159.412 unidades vendidas, seguida por BMW con 147.801 y por Lexus con 126.367.