Nueva York. El banco estadounidense Citigroup reportó este lunes una caída de su ganancia en el segundo trimestre debido a las pérdidas generadas por la venta de una participación en un banco en Turquía y por el impacto en sus resultados de activos que arrastran problemas desde la crisis crediticia.

La ganancia neta bajó a US$2.900 millones, o un US$0,95 por acción, en el segundo trimestre, desde los US$3.340 millones del mismo período del año previo, dijo el banco.

El resultado incluye un perdida de US$424 millones por la venta de una participación de un 10,1% en el banco Akbank TAS de Turquía y una ganancia de US$219 millones por cambios en la valoración de mercado de la deuda de Citigroup, además de algunas operaciones con socios.

El segmento Citi Holdings, formado por activos de los que el banco intenta desprenderse, perdió US$920 millones, una cifra mayor que la pérdida de US$611 millones del mismo período del año previo.

La compañía dijo que Citi Holdings ahora registra un 10% de los activos totales del grupo, lo que representa una baja frente al 11% de hace tres meses.

"Tuvimos un fuerte sólido crecimiento tanto en préstamos como en depósitos, mostramos resiliencia en nuestros negocios de mercados y registramos ingresos récord en servicios de transacciones", dijo el presidente ejecutivo de Citigroup, Vikram Pandit, en una declaración.

Los ingresos del segundo trimestre sumaron US$18.400 millones. Los analistas esperaban una ganancia de US$0,89 por acción y ventas por US$18.760 millones en el segundo trimestre, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Citigroup es el tercer mayor banco de Estados Unidos por activos.

Las acciones de Citigroup subieron un 2% en las transacciones previas a la apertura del mercado, justo después de que se conocieron los resultados.