Montevideo. El turismo argentino en Uruguay cayó 10% en Uruguay en los primeros diez días de 2014, mientras que los visitantes brasileños aumentaron 36% en ese período, sin contar con los ingresos por tierra desde el vecino del norte, informaron este lunes fuentes oficiales.

Según señaló la ministra de Turismo y Deportes, Liliam Kechician, a la salida de la primera reunión del Consejo de Ministros de 2014 en términos globales el turismo en Uruguay cayó 3,46% en lo que va del año respecto a 2013, con el ingreso de 122.546 turistas extranjeros.

"Argentina adoptó diferentes medidas que, aun cuando no refieran específicamente a Uruguay, nos afectan bastante", sostuvo Kechichian.

La ministra también anunció los datos generales del turismo en Uruguay a lo largo de 2013, en donde se registró un leve descenso del 1% en el número de visitantes respecto al año anterior, con 2.815.322 personas el año pasado frente a 2.845.989 registradas en 2012.

En estos datos no se incluyeron los 420.000 visitantes que llegaron en crucero ni los ingresos por la frontera seca con Brasil.

Además, también bajó el gasto per cápita de estos visitantes en un 7,8%, que en 2013 se gastaron US$1.878.375.667, frente a los US$2.036.372.325 de 2012.

En el ejercicio de 2013, los visitantes procedentes de Argentina fueron 1.648.343, de Brasil fueron 392.992, de Chile 54.474, y de Paraguay 43.636.

Asimismo, creció fuertemente la salida de uruguayos al exterior, principalmente a Argentina, así como el gasto de esos turistas fuera de fronteras, que en 2013 alcanzó los US$1.311.910.000.

"Esto demuestra que nuestra economía sigue creciendo de manera firme y que las familias han mejorado sus ingresos, así como la mejora de los salarios y las pasividades. El turismo, como siempre lo hemos dicho, es una actividad de ida y vuelta", indicó Kechichian.

La ministra apuntó que como balance general, el año 2013 fue "un buen año en materia de visitantes desde el exterior" que permiten sostener que "a lo largo de los años, Uruguay se consolida como destino turístico con una oferta múltiple y para todo el año".

Kechichian reconoció que como actividad económica, el turismo en Uruguay se ve afectado "por diversos factores externos" fuera del control del Gobierno, si bien el crecimiento sostenido de ese sector de la economía "refleja políticas sólidas, persistentes, consensuadas, de promoción del país en el exterior en las que actúan en conjunto el gobierno uruguayo y los sectores privados del turismo".

Así, indicó que hoy Uruguay recibe un millón de turistas más que en 2005.

"La consolidación del turismo como actividad económica ha producido un crecimiento de la inversión hotelera y gastronómica en todo el país. La inversión en turismo es firme; la actividad inmobiliaria ligada al turismo es muy importante, y eso nos asegura muchos propietarios extranjeros que tienen aquí su residencia de descanso", añadió.