Nueva York. Los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron más de lo previsto la semana pasada, informó este miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

El fuerte descenso de los inventarios de crudo alentaba un alza de los precios del petróleo. El Brent ganaba más de US$2 y el barril estadounidense subía más de US$1.

Según la EIA, las existencias de crudo disminuyeron en 1,71 millones de barriles, a 363,84 millones, frente a previsiones de analistas de una caída de 1,4 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina bajaron en 464.000 barriles, en contra de las estimaciones de un incremento de 1,0 millón de barriles.

En tanto, las existencias de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, subieron 1,17 millones de barriles.

Los analistas estimaron un incremento de 600.000 barriles.