La Corporación Andina de Fomento (CAF), banco de desarrollo de América Latina, cerró el 2011 con un total de aprobaciones a los sectores público y privado por el orden de los US$10.500 millones.

“Apoyamos los esfuerzos de los países para llevar adelante una agenda integral para el desarrollo sostenible y la integración de la región”, señaló su presidente ejecutivo, Enrique García, y agregó que el crecimiento de las aprobaciones en el último quinquenio ha sido de 120%, sumando un total de US$45.000 millones a favor de toda la región, monto que viabiliza una inversión total superior a los US$100.000 millones.

Las aprobaciones de 2011 han estado dirigidas casi en 50% al financiamiento de proyectos de infraestructura económica y de integración, 30% a desarrollo social y ambiental, y aproximadamente 20% al desarrollo de los sectores productivos. 

CAF es hoy una de las mayores fuentes de financiamiento multilateral para América Latina, la principal en infraestructura y energía, con especial énfasis en proyectos que promueven la integración regional.