Lima. El Banco de Desarrollo de América Latina – CAF sostuvo este martes que las inversiones estimadas para aumentar la capacidad del sector aeroportuario en el Perú serían de US$5.404 millones en el periodo entre 2016 y 2040, y en Latinoamérica ascenderían a US$53.150 millones.

Así lo revela un estudio realizado por la CAF que da cuenta que el sector aeroportuario de América Latina y El Caribe (ALC) registró un crecimiento promedio de 8% anual en el tráfico de pasajeros en la década 2006-2015.

“El sector se benefició del crecimiento económico en la región, junto con la internacionalización de las economías y la creciente demanda turística de Norteamérica y Europa”, señaló.

Estudio. Con el propósito de identificar con mayor detalle las necesidades de inversión aeroportuaria en la región, la CAF presentó el estudio Análisis de inversiones aeroportuarias en América Latina al horizonte 2040. 

El escenario base de las proyecciones realizadas para la región estima un crecimiento promedio del tráfico aéreo de pasajeros del 5,2% anual, pasando de los actuales 322 millones de pasajeros a 1.100 millones de pasajeros en el 2040, triplicando su volumen en 25 años.

Precisó que la capacidad aeroportuaria actual alcanza los 741 millones de pasajeros (contando las salidas y llegadas, sin conteo doble), sin embargo, se requerirá una capacidad de 1.727 millones de pasajeros (Mpax) por año hacia 2040.

El escenario base de las proyecciones realizadas para la región estima un crecimiento promedio del tráfico aéreo de pasajeros del 5,2% anual, pasando de los actuales 322 millones de pasajeros a 1.100 millones de pasajeros en el 2040, triplicando su volumen en 25 años.

“Las principales inversiones deben darse en la región Andina (341 Mpax; 34,6%), Brasil (260 Mpax; 26,3%) y México (229 Mpax; 23,2%)”, afirmó Rafael Farromeque, especialista senior de la Vicepresidencia de Infraestructura de CAF y autor del informe.

Oportunidades de inversión. Según el estudio de CAF la inversión estimada para cerrar la brecha demanda para el periodo 2016-2040 en la región ascienden a un total de US$53.150 millones a precios del 2016.

Actualmente, US$13.000 millones se encuentran ya en ejecución de la inversión. Cerca del 50% del total de las inversiones (US$25.545 millones) requieren ejecutarse en la década venidera (2017-2026), debido a la alta necesidad de capacidad del sector. 

Cabe destacar que más del 80% de las inversiones serán enfocadas en aeropuertos con una gestión privada.

En tanto México (US$16.969 millones), Brasil (US$11.389 millones) y Colombia (US$8.538 millones) concentrarán casi el 70% del total de las inversiones, debido a las proyecciones de tráfico con crecimientos significativos y por la falta de capacidad en sus principales aeropuertos. 

Les siguen Perú con 10% (US$5.404 millones) y Chile con 6% (US$3.046 millones). 

Proyectos Greenfield. Las inversiones involucran más de 220 proyectos ligados a un universo preliminar de proyectos que incluye algunos proyectos ‘greenfield’, nuevas terminales, nuevas pistas, así como mejoras de capacidad en diferentes subsistemas de los aeropuertos (campo de vuelo, plataforma, terminal de pasajeros y terminal de carga), etc.

En el informe de la CAF se precisa que en el caso de la región andina se han identificado un total de 70 proyectos, con un total de inversión de más de 14.600 millones al año 2040. 

Se estima que la mayor parte del monto de la inversión se lleve a cabo en la red aeroportuaria de Colombia, la cual demandará más del 50% de las inversiones previstas en la región, mientras que Perú requerirá más del 33% de ellas.

Los proyectos seleccionados excluyen los de ampliación de los terminales de Cali y Barranquilla, así como la construcción del nuevo Aeropuerto del Cusco debido a que la financiación ya ha sido gestionada o su consecución es inminente.

Los proyectos identificados en la región tienen un tamaño relativamente grande, pues más de la mitad de los proyectos (43 del total) implica montos mayores a los US$100 millones. 

Colombia concentra la mayoría de los proyectos, pues 32 de los 70 identificados están localizados en ese país, seguido de Perú con 18, Bolivia con 8, Venezuela con 6 y Ecuador con 5.