Bogotá. Junto con admitir que la producción para esta temporada va a estar lejos de la meta fijada, de entre 9,5 y 10 millones de sacos, el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, anticipó que se esperan mejores resultados en 2011.

"Pensamos que ese estimativo es un poco alto", dijo el dirigente gremial al explicar los débiles resultados que se esperan para finales de este año cafetero. Aunque admitió que "la producción en los últimos tres meses del año va a ser bastante superior a los tres últimos meses del año pasado".

Dijo que en términos de volúmenes, para el año civil, la producción podría estar muy cercana los 9,5 millones de sacos. "Depende de la velocidad con que salga el café de los árboles al mercado. Todos los cafeteros de Colombia, estamos de acuerdo que vamos a tener un buen trimestre o un buen inicio de año cafetero", dijo el dirigente gremial.

Indicó que este año no se alcanzó la meta porque las condiciones de clima han afectado la velocidad de salida del café al mercado.

"Me parece que lo importante es que frente al año pasado, que estuvimos en 7,8 millones de sacos, un nivel históricamente muy bajo de producción, ha salido a operar los 9 millones de sacos que es una clara señal (de que) la caficultura colombiana está recuperando su nivel normal de producción, pero dependemos del clima", dijo Muñoz.

La cotización internacional del grano ha ayudado a que los ingresos de los caficultores no se hayan deteriorado tanto, pese a que la revaluación del peso le ha restado ingresos por el orden de los 110.000 millones de pesos, hasta septiembre.

De acuerdo con cifras del Banco de la República, hasta octubre los ingresos por exportaciones habían sido de US$742 millones, cuando un año atrás para similar periodo, el ingreso había sido de US$588,3 millones de dólares.

El gerente del gremio cafetero indicó que la caficultora mundial tiene buenas perspectivas para la industrial colombiana. El consumo está aumentando de manera sostenida 2% anual, la oferta ha sido restringida; no solo la producción en Colombia se cayó, en Centroamérica también.

"Si nosotros proyectamos las cifras encontramos que en el mediano y en el largo plazo, va a esta muy estrecha la oferta con el consumo mundial del café y los inventarios están muy bajos. Dios quera que el clima nos permita recuperar la producción e irla aumentando", dijo Luis Genaro Muñoz.

El dirigente gremial cafetero dejó en manos del clima la recuperación de la producción cafetera. "Esperemos que el clima no sea tan severo con la agricultura y la caficultora y el próximo año nos permita seguir avanzando. Dependerá mucho de las condiciones climáticas de este fin de año y de las de principio del próximo", dijo.