Nueva York. Kellogg reportó este martes una caída de sus ganancias trimestrales debido a las decepcionantes ventas de cereales, a una mayor competencia y al retiro de productos del mercado, tras lo cual presentó un cauto panorama para el 2011.

El mayor fabricante de cereales del mundo dijo que la ganancia neta del tercer trimestre fue de US$338 millones, o 90 centavos por acción, frente a los US$361 millones de dólares, o 94 centavos por acción, de un año antes.

Las ventas cayeron a US$3.160 millones desde los US$3.280 millones de dólares.

Kellogg había dicho el mes pasado que las ventas y ganancias del tercer trimestre caerían un 2%, excluyendo el impacto del tipo de cambio. También recortó en ese momento el panorama para el 2010, anticipando un crecimiento de sus ganancias del 4 al 5%, la mitad de su pronóstico anterior.

Para el 2011, Kellogg Co dijo que anticipaba un crecimiento de un dígito porcentual bajo de las ventas netas internas y de las ganancias por acción.