Los precios del petróleo cayeron el jueves y tocaron mínimos de seis meses, ya que los altos inventarios globales generaron temores a que un alza en la producción de Nigeria, Libia y Estados Unidos aumentará el exceso de oferta pese a los recortes del bombeo de la OPEP y de otros países.

Además, el dólar subió a su mayor nivel en más de dos semanas, lo que pesó también sobre el petróleo al encarecerlo para compradores que utilizan otras monedas.

Las exportaciones sauditas de crudo caerían por debajo de los 7 millones de barriles por día en el verano, según fuentes de la industria, mientras que los envíos de Rusia se proyectan mayormente estables en el tercer trimestre.

El bombeo en Estados Unidos —que no forma parte del acuerdo— ha subido 10% en el último año a 9,33 millones de barriles por día.

Aun así, el Brent bajó a un mínimo de sesión de US$46,70 por barril, su valor más débil desde el 5 de mayo y cerca de mínimos de seis meses. Cerró con una pérdida de 8 centavos, o 0,17%, a US$46,92 por barril.

El precio del petróleo liviano en Estados Unidos bajó 27 centavos, o 0,6%, a US$44,46 por barril, tras tocar un piso de seis meses de US$44,32 el barril.

El petróleo ha bajado pese a recortes por 1.8 millones de bpd por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores no OPEP, incluyendo a Rusia.

La OPEP y sus aliados prometieron el mes pasado continuar con la restricción en la producción hasta al menos fines del primer trimestre del 2018 para intentar reducir el exceso de oferta, pero los precios han caído alrededor de 12% desde ese momento por un aumento de producción de otros países.

Pese al convenio, algunos miembros del cártel como Nigeria y Libia han sido eximidos de los recortes y su aumento de producción estaría minando los esfuerzos liderados por Arabia Saudita.

El bombeo en Estados Unidos —que no forma parte del acuerdo— ha subido 10% en el último año a 9,33 millones de barriles por día.

Los dos contratos de referencia del crudo han perdido todo lo que ganaron desde el acuerdo inicial de la OPEP que se alcanzó en noviembre.

La mezcla mexicana de exportación perdió 0.88% y cotizó en US$40,62 el barril.