Bogotá. La Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra) después de un año pudo reunirse en Expocanidra 2011, un evento organizado por la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra) que su objetivo es mostrar los productos del sector y comercializar al mayor o al detalle en el país.

Una de las conclusiones que se anunciaron es la importancia del sector, ya que el 75% de las piezas y repuestos de vehículos son importados, mientras US$134 millones se destinaron a las importaciones del sector automotor en 2010.

Además, el 9% del total de las compras en el extranjero para el mercado automotor fueron autopartes. 

La muestra sectorial está conformada por más de 40 expositores. En el acto inaugural contó con las palabras de Frisned Piñate, presidenta de Canidra, y Fernando Morgado, presidente de Consecomercio.

"La Expocanidra se debió hacer en 2010, pero por la escasez de divisas se tuvo que postergar un año más la muestra. Sin embargo, lo logramos. Se lo debíamos a nuestros afiliados y a los más de 4,5 millones de propietarios de vehículos que confían en nosotros", destacó Piñate.

La presidenta de Canidra recordó que en 2010 hubo una caída significativa de las ventas. También afirmó que los productores nacionales han estado "bien deprimidos" y con problemas para la obtención de materias primas importadas.

Precisó que la única salida para que la industria mejore sus ventas es la obtención oportuna de divisas y acceso expedito a las licencias de importaciones.

Por su parte, Morgado destacó que la Expocanidra 2011 es una demostración de hombres y mujeres que siguen creyendo en el país.

"El Estado debe dejar de vernos, a la empresa privada, como enemigos y debe empezar a mirarnos como sus aliados para garantizar más fuentes de trabajo", señaló el representante de Consecomercio.

Optimistas ante el mercado. Para varios representantes de marcas de manufactura internacionales y local, el mercado venezolano representa una buena oportunidad para emprender nuevos negocios.

Todos reconocen los problemas que se generan en el proceso de importación de algunos rubros por las dificultades en el acceso a las divisas; pero ven otras posibilidades de desarrollo en el sector de autopartes y repuestos.

Un ejemplo de optimismo fue expresado por Danis Montemayor, directora de Mercadeo Internacional de la Zona Libre de Colón (ZLC) en Panamá.

"Venezuela es un país con oportunidades para negociar, porque desde 2008 las reexportaciones o ventas del puerto de Colón a este país representan 23% del total", señaló.

Montemayor explicó que su participación en Expocanidra 2011 tiene como objetivo ampliar y explorar las oportunidades de negocios en el país. Aseguró que el contacto con los empresarios venezolanos le brinda la posibilidad de explicar en detalle las ventajas de hacer negocios desde la Zona Libre de Colón.

Redapeca es una importadora y manufacturera larense, que está incursionando en el mercado automotor en el rubro de partes y piezas. Su representante, David Peraza, hizo hincapié en que "existen fábricas locales con intención de sustituir las importaciones con excelente calidad y tecnología".

En Expocanidra 2011 destacan su mercado nicho: la inyección diesel. Y asegura Peraza que poseen un departamento de energía y proyecto con el que pueden incursionar a cualquier segmento del rubro automotor.

"Este departamento desarrolla las piezas que puedan ser requeridas por las marca importadas que se encuentran en el país", explicó.

Las ventas de productos importados y locales comercializados por esta empresa registraron un incremento de 20% con respecto a 2009.

Oscar Gutiérrez, representante de KTC Group Equiment & Parst L.L.C., está a la caza de nuevos distribuidores para la empresa.

"La idea es ampliar nuestros clientes con el objetivo de consolidarnos más en Venezuela", señaló.

Reconoce Gutiérrez que existen grandes oportunidades en el país, y basa su opinión en el incremento de las ventas que se hacen a través de los distribuidores. "También nuestros clientes locales nos han recomendado el mercado venezolano para la inversión y por ello nos encontramos aquí".

Buscan aumentar su portafolio de ofertas para el parque automotor venezolano. Sus expectativas de ventas para 2011, con sus nuevos productos y los ya comercializados, los llevarían a crecer 50% en el país. Están al tanto del desabastecimiento en el mercado de autopartes criollo, pero lo ven como una oportunidad de negocios.

Japón y su impacto. Para Piñate, el sector de autopartes siempre ha estado en crisis. Lamenta el desastre natural en Japón, pero duda de que los afecte. "El peor tsunami que ha afectado al rubro de partes y autopartes en el país es el tsunami de divisas", dijo.

El representante de Toyoamigo, Héctor García, aseguró que en dos meses se notará algún efecto del cierre de las plantas de Toyota en Japón y Estados Unidos. Destacó que vendieron entre 10% y 15% el año pasado. Y estiman un crecimiento de 10% para 2011.

Para mermar un poco el impacto Japón, van a tratar de importar autopartes y repuestos en China o Taiwán. Contó García que Toyota Venezuela ha traído poca mercancía en estos últimos tiempos por la escasez de divisas y la filial de la automotriz japonesa se mantiene gracias otros importadores independientes que la suplen junto a la manufactura local.