Buenos Aires. Los dueños de camiones de granos de Argentina iniciaron este lunes una huelga por tiempo indefinido en reclamo de un alza en la tarifa del transporte, en momentos en que comienza la temporada de cosecha de soja.

La medida podría perjudicar las exportaciones del país, uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos.

La asociación que nuclea a las compañías de transporte -Fetra- dijo que el gobierno no ha garantizado la aplicación de la tarifa mínima para el transporte que se acordó después de una huelga en octubre.

Argentina, que normalmente transporta productos agrícolas por unas 200.000 toneladas diarias, es el principal exportador mundial de aceite de soja y harina de soja, así como el segundo proveedor de maíz.

La mayor parte de las cosechas del país se trasladan en camiones desde la zona agrícola pampeana a los terminales de granos.

La alta inflación, que los economistas privados estiman entre el 20% y el 25% anual, ha hecho que las negociaciones de salarios y tarifas sean cada vez más duras en los últimos años.

Un portavoz de Fetra declaró que se estableció una reunión para este lunes por la tarde con el Ministerio de Transporte, pero los camioneros estaban listos para enfrentar una paralización larga mientras las negociaciones se desarrollan.