Buenos Aires. El sindicato de camioneros de Argentina, que bloqueó el mes pasado el ingreso a plantas de Siderar y amenazaba con reanudar la protesta si no se atendían sus reclamos, llegó el miércoles a un acuerdo con la firma, dijo una fuente oficial.

En agosto, la organización mantuvo un bloqueo a las plantas por una semana, que obligó a Siderar a detener la actividad en cinco instalaciones, y finalizó luego de que el ministerio de Trabajo ordenara a las partes iniciar una negociación obligatoria.

El período de diálogo dispuesto por las autoridades finalizó el martes, pero las conversaciones se extendieron hasta el miércoles a la noche.

"Se llegó a un acuerdo. Se acordó la suma atrasada con deudas varias que tenían con los trabajadores y se logró un avance importante en la lucha contra el trabajo no registrado al regularizar a los trabajadores que estaban en negro", dijo a Reuters una fuente del ministerio de Trabajo.

Los camioneros reclaman la contratación permanente de chóferes que prestan servicios a las empresas de transporte subcontratadas por Siderar y el pago de un retroactivo a trabajadores, entre otros puntos.

Siderar había señalado que esos chóferes son contratados de las empresas que le brindan servicios y por lo tanto no le correspondía a la firma determinar sus condiciones laborales.

La empresa, parte del conglomerado Ternium, uno de los mayores productores de acero de América Latina, provee insumos a los sectores automotor y de autopartes, maquinaria agrícola, construcción, envases y línea blanca, rubros fundamentales para la actividad productiva del país.