Campbell Soup reportó este martes una ganancia trimestral mayor a la esperada y entregó un panorama para el año completo por encima de lo previsto, ayudada por mejoras en las ventas de sus icónicas latas rojas de sopa condensada, lo que motivó un alza de más del 9% en sus acciones antes de la apertura del mercado.

Después de varios inviernos boreales en los cuales las ventas de sopa fueron golpeadas por grandes rebajas y falta de innovación, Campbell y su nueva presidenta ejecutiva están tratando de mejorar el rendimiento con una serie de nuevos productos, entre ellos la salsa de curry verde tailandés.

La flamante presidenta ejecutiva, Denise Morrison, en el cargo desde hace poco más de un año, dijo que los minoristas estaban respondiendo favorablemente a los nuevos productos.

La utilidad neta fue de US$127 millones, o 40 centavos por acción, en el cuarto trimestre fiscal que terminó el 31 de julio, en comparación con los US$100 millones, o 31 centavos por papel, del mismo período el año anterior.

Excluyendo costos relacionados a la adquisición de Bolthouse Farms el mes pasado, las ganancias fueron de 41 centavos por título, superando una estimación de analistas de 38 centavos, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las ventas estuvieron estables en US$1.610 millones.

El pronóstico de Campbell señaló utilidades de entre US$2,51 y US$2,57 por acción para el año fiscal 2013 y un crecimiento de ventas del 10% al 12%. Analistas esperaban US$2,52 por papel.

La proyección incluye un aumento de entre 5 y 7 centavos por acción gracias a Bolthouse Farms, que también se espera contribuya con alrededor de US$750 millones en las ventas del 2013.

Las acciones subían un 9,2% a US$38,38 en operaciones previas a la apertura del mercado el martes. El viernes cerraron a US$35,14 en la Bolsa de Nueva York.