El presidente del Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras (Cococh), Santos Chirinos, solicitó alrededor de 28.800 de los 72.000 bonos tecnológicos que entregará el gobierno en los próximos días para sembrar frijoles, instrumento que va a ir en auxilio de los afectados por las enormes pérdidas dejadas por las lluvias que azotaron al país.

"Está destinado para nuestras organizaciones un 15% de esto bonos, o sea, unos 10,800 quintales. Solo nuestros productores diseminados en Comayagua necesitan 7.000 unidades y los radicados en Francisco Morazán necesitamos una suma muy similar", indicó.

Chirinos estimó que debido a las presentes lluvias, el sector reformado perdió unos 64,000 quintales de frijoles de los 80,000, que cultivan durante la cosecha de postrera.

El dirigente recomendó a la Secretaría de Industria y Comercio que investigue los silos privados que se encuentran en San Pedro Sula, Olancho y Yoro, para descartar que existe acaparamiento, para elevar los precios de este grano en los principales mercados del país.

El precio de la carga de frijoles, de 200 libras, se cotiza en 2.800 lempiras en Yoro (unos US$5,7), uno de los principales centros de producción nacional de este alimento.

Oficiales del Sistema de Información de Mercados de Productos Agrícolas de Honduras (Simpah) cotizaron la semana anterior a 3.000 lempiras (casi US$6,2) el precio de la carga de frijoleses.

Chirinos es del parecer que las entidades respectivas del gobierno deben garantizar la calidad y la cantidad de este producto básico en la dieta de los hondureños.