La Paz. A la fecha el servicio se paga, pero la Comunidad Andina de Naciones (CAN) labora en un proyecto para eliminar el denominado roaming de la telefonía celular entre sus miembros —Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú— para que sus habitantes se comuniquen sin restricción.

“Quiero informarle al presidente de Bolivia que estamos trabajando en lograr la eliminación del roaming entre los cuatro países andinos, algo que técnicamente es posible”, reveló el secretario General de ese organismo, Walker San Miguel, durante la entrega de un sistema de agua potable en el municipio paceño de Huarina, occidente del país al que concurrió el presidente Evo Morales.

La autoridad explicó que la CAN consiguió “un apoyo no reembolsable” del Banco de Desarrollo de América Latina – CAF “y estamos muy próximos a terminar los estudios para luego pasar a decisiones políticas de los Estados”.

De acuerdo con el portal Tecnología Fácil, el roaming es el servicio ofrecido por los operadores de telefonía móvil para usar la misma línea en el extranjero, donde termina la cobertura de la red local.

La CAN además trabaja en la “decisión andina de interconexión eléctrica” para que una a los cuatro países en una norma comunitaria que impulse el desarrollo de la industria eléctrica entre los países andinos.

Por ejemplo, la estatal Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) presta ese servicio en 100 países según un detalle publicado en su portal web.

Para usuarios que viajan a Perú y desde ese lugar hacen una llamada a Bolivia la tarifa es de US$0,76 cada 60 segundos, cuando para el ámbito local se paga solo Bs 0,90. Mientras que por recibir una llamada en el mismo lapso se paga US$1,06 (Bs 7,37), algo que usualmente no se cobra.

Por su lado, Tigo ofrece ese mecanismo en 145 países. Tomando el mismo destino, la tarifa para llamadas hacia territorio boliviano es US$2,30 (Bs 16), en tanto el minuto por llamada recibida es de US$1,10 (Bs 7,65).

Mientras que Viva, que tiene cobertura en 95 naciones, cobra US$0,22 (Bs 1,55) para llamadas a Bolivia desde Perú y por el minuto de llamada recibida US$0,07 (Bs 1,55).

“No es posible que en Desaguadero, por ejemplo, el boliviano que pasa al lado peruano ya no use su celular, ya no puede y se le interrumpe su comunicación de voz y datos. Entonces, el roaming tiene que eliminarse para que haya más usuario, más tráfico de llamadas y que sea el servicio al ciudadano”, apuntó San Miguel.

La CAN además trabaja en la “decisión andina de interconexión eléctrica” para que una a los cuatro países en una norma comunitaria que impulse el desarrollo de la industria eléctrica entre los países andinos. Además, hay planes para mejorar el comercio intracomunitario y el tránsito de personas.