Lima. La minera canadiense HudBay Minerals comenzó a construir su proyecto de cobre Constancia de US$1.500 millones en el sur de Perú gracias a que mantuvo un perfil bajo que le permitió ganar el vital apoyo de las comunidades locales, dijo el presidente de la firma, David Garofalo.

La ceremonia de inicio de la construcción, en la que Garofalo participó junto a los líderes de las comunidades locales, llega una semana después de la suspensión del proyecto de oro Minas Conga, de la estadounidense Newmont, en la región norteña de Cajamarca, ante el rechazo de la población.

"Nosotros nos mantenemos enfocados en las personas que son afectadas y tratamos de no llamar mucho la atención dentro de Perú", dijo Garofalo a periodistas la noche del miércoles.

"Es porque personas de afuera o intrusos toman parte y pueden perturbar nuestro compromiso con la comunidad", agregó.

Los opositores a proyectos mineros como Minas Conga afirman que quieren proteger los importantes recursos hídricos locales y evitar la contaminación, pero los defensores dicen que las preocupaciones locales han sido secuestradas por ideólogos con ambiciones políticas que quieren polarizar las negociaciones.

Está previsto que la producción en Constancia comience en el 2014, con una operación en régimen en el segundo trimestre del 2015.

Se espera que Constancia produzca un promedio de 85.000 toneladas de cobre al año durante sus 15 años de existencia.

Perú enfrenta unos 200 conflictos sociales, varios de ellos relacionados a proyectos mineros, y el presidente Ollanta Humala ha tenido que cambiar dos veces en un año al primer ministro dado que las protestas se han tornado violentas.

"Incluso cuando los problemas estaban estallando en Cajamarca, nosotros tuvimos nuestra concesión de beneficio", dijo, refiriéndose al permiso de extraer minerales otorgado en junio. "El proceso regulatorio en Perú aún funciona", agregó.

En julio, cinco personas murieron en Cajamarca en medio de protestas contra el proyecto de Newmont, y en mayo, dos personas fallecieron en choques con la policía en la localidad sureña de Espinar, en el región andina del Cusco, a unos 70 kilómetros del proyecto Constancia.

"Nosotros hemos tenido relaciones armoniosas", afirmó Garofalo.

HudBay acordó garantías laborales y ha empleado a 1.000 trabajadores locales de las 2.500 personas que viven en las dos comunidades cercanas del distrito de Chumbivilcas, dijo Garofalo.

La firma también está pagando la reubicación de 36 familias que viven dentro de las 22.500 hectáreas de concesión minera a nuevas casas y ha acordado invertir en caminos, sistema de alcantarillado, escuelas y centros de salud.

Silver Wheaton Corp financiará US$750 millones del proyecto Constancia a cambio de una parte de los metales preciosos que se produzcan allí y en otra mina de Hudbay.