Lima. La minera canadiense Macusani Yellowcake informó este lunes que encontró valores adicionales de uranio de alto grado en la zona Chilcuno Chico del proyecto de uranio Kihitian, ubicado en la provincia de Carabaya (Puno).

Anunció que los resultados de ensayo adicionales de su programa de perforación en la zona siguen extendiendo la zona Manto A y Manto B (más profunda) del proyecto y corresponden a pozos perforados hacia el sur y suroeste.

“Estamos muy satisfechos con los resultados del análisis a medida que siguen expandiendo la base de recursos minerales a través de las zonas identificadas en el modelo actual”, dijo el presidente de Macusani Yellowcake, Peter Hooper.

El mejor resultado fue una intersección de nueve metros, a una profundidad de 210 a 219 metros, que muestra una ley promedio de 1,238 partes por millón U3O8, o 2.476 libras por tonelada.

Esta intersección incluye una zona de alto grado de dos metros con un promedio de 5,296 partes por millón U3O8, o 10.59 libras por tonelada.

Hasta la fecha, la perforación dentro del objetivo Chilcuno Chico de la concesión Kihitian delimita un área de unos 2,800 metros cuadrados aproximadamente.

La compañía opera actualmente tres anillos de perforación en la propiedad Kihitian que incluyen una plataforma movilizada recientemente en la anomalía Quebrada Blanca, ubicada dos kilómetros al noroeste de Chilcuno Chico.

Macusani Yellowcake es una minera canadiense de exploración de uranio enfocada en la exploración de sus propiedades en la meseta de Macusani en el sudeste de Perú.

Tiene una participación de 99.5 por ciento en las concesiones que cubren más de 24,000 hectáreas (240 kilómetros cuadrados) y están situadas cerca de una infraestructura significativa.

Sus acciones se cotizan en el segmento de capital de riesgo de la Bolsa de Valores de Toronto (TSX) bajo el símbolo YEL y la Bolsa de Francfort bajo el símbolo QG1.