Lima. La canadiense Panoro Minerals, enfocada en Perú, dijo que su proyecto cuprífero clave Cotabambas en el país sudamericano podría convertirse en uno de talla mundial tras un incremento significativo en sus potenciales recursos.

Cotabambas, aledaño a importantes minas de cobre en manos de mineras globales en el sur de Perú, comenzó con 90 millones de toneladas en recursos. Pero en septiembre del 2012, la estimación de recursos inferidos creció a 404 millones de toneladas, con otras 520 millones de potenciales.

"El proyecto ha crecido de 90 millones de toneladas en recursos a uno con un potencial superior a las 900 millones de toneladas, lo que en términos de tamaño se está acercando ahora a un proyecto de clase mundial", dijo el presidente ejecutivo de Panoro, Luquman Shaheen, a Reuters.

"Tenemos un recurso grande y creciente con una buena ley y un componente significativo de metales preciosos", agregó.

Al menos un inversor consultado por Reuters dijo que ve con buenos ojos los proyectos de Panoro, pero que esperará para comprar sus acciones hasta que demuestre que es de gran envergadura.

La parte con mineral de alta ley del depósito Cotabambas, con unas 200 millones de toneladas, ha reflejado cobre con una ley del 0,85% y con contenidos de plata y oro.

La empresa actualizará más adelante en el año su estimación de recursos, una vez concluya nuevas perforaciones, para luego proceder con la primera parte de los trabajos de factibilidad, afirmó el ejecutivo.

Cerca de Cotabambas se encuentra el plan de cobre Las Bambas de US$4.200 millones de Xstrata, así como el proyecto cuprífero Haquira de First Quantum y la mina Constancia de US$1.500 millones de Hudbay en el segundo productor mundial del metal rojo.

"Si tomas 404 millones de toneladas en Cotabamba como la cifra referencial, podría ser del mismo tamaño que la mina Constancia de Hudbay, de unos US$1.500 millones", agregó.

Shaheen dijo que Panoro ha dejado todas las opciones abiertas para el financiamiento de sus proyectos y que aún debe decidir si se convertirá en una productora, buscará socios o venderá sus activos.

Proyecto Antilla. Una alternativa sería desarrollar primero su plan más pequeño Antilla y usar esos fondos para financiar Cotabamba. El recurso de Antilla es de unas 150 millones de toneladas.

"Vemos en nuestro horizonte el potencial para desarrollar el proyecto Antilla y llevarlo hacia uno más grande como Cotabambas", añadió.

Otra alternativa sería comenzar con la sección de mineral de alta ley de Cotabambas, dado que contiene plata y oro.

"Estamos evaluando varias opciones y las dejaremos abiertas a medida que avanzamos hacia la factibilidad", dijo el ejecutivo.

El desarrollo del proyecto Antillas costaría unos US$300 millones y Shaheen dijo que lo comenzarían este año y culminarían los estudios de factibilidad.

Mientras que las inversiones de Panoro ascenderían a US$10 millones.

"Probablemente, en algún momento del año levantaremos más dinero en el mercado", agregó. Su más reciente ronda de financiamiento fue en marzo del año pasado, cuando recaudó US$13,8 millones.

Uno de los accionistas de la empresa es Hudbay, que posee un 7,5% de Panoro.

Tensión social. Pese a las frecuentes tensiones en Perú en torno a la explotación de sus recursos naturales, Shaheen expresó su confianza en que las inversiones mineras avanzarán en el país, que tiene en carpeta proyectos por unos US$50.000 millones.

Al menos 200 comunidades han protestado en contra de planes mineros y energéticos, preocupadas porque se afecten sus suministros de agua, contaminen o fracasen en darles beneficios directos.

Las protestas en contra del proyecto de oro y cobre Minas Conga de la estadounidense Newmont en el norte peruano, con una inversión de casi US$5.000 millones, ya retrasaron su cronograma de desarrollo.

"Creo que los asuntos con las comunidades en Perú seguirán siendo muy importantes para el sector minero y el gobierno, pero considero que en las pasadas dos décadas Perú ha demostrado que pese a esos asuntos, la inversión minera ha progresado con bastante estabilidad", afirmó el ejecutivo.