Ciudad de Panamá. Por las nuevas esclusas del Canal de Panamá en su primer año de ampliado, han pasado 1.665 buques, 1.478 son neopanamax y 187 panamax, la vía ha tenido resultados mejores de los esperados dijo este jueves Jorge Luis Quijano, administrador del Canal de Panamá.

Quijano quien se reunió con medios locales y prensa extranjera para hacer un balance del primer año, tras la inauguración de las nuevas esclusas, dijo que los pronósticos de ingresos se mantiene y esperan estar aportando cerca de US$1.600 millones al tesoro panameño. Los neopanamax han generado en este año US$681 millones en ingresos desde junio de 2016 a mayo de 2017.

En el informe se desglosaron los tipo de buques que han transitado por las nuevas esclusas, desde junio de 2016 a mayo de 2017,  han sido 743 portacontenedores, unos 478 fueron buques GLP, mientras que 135 han sido GNL , 76 graneleros,  30 portavehiculos, 13 cisternas, 1 de pasajeros y 187 panamax y 2 en renglón de otros.

Dentro del ranking de mayores usuarios del Canal de Panamá, se destacaron Japón y México los que subieron varios peldaños, impulsados por uno de los nuevos negocios de la vía.

El ascenso de Japón del cuarto al tercer lugar y de  México que estaba un año antes en la octava posición, fue impulsado por el comercio de Gas Natural Licuado, un producto que es nuevo para la vía interoceánica panameña, el cual se creo a raíz de la construcción de las nuevas exclusas.

Según los datos de la Administración del Canal de Panamá (ACP) de octubre de 2016 (cuando inicia su año fiscal) a mayo de este año, Estados Unidos tiene un movimiento total de 113,6 millones de toneladas largas (68,7%), China 30,7 millones toneladas largas (18,7%), Japón que también subió en el ranking cuenta con 19 millones de toneladas largas (11,6%), Chile con 18,5 millones de toneladas largas (11,3%) y México con 15,8 millones de toneladas largas (9,6%).

La vía interoceánica panameña se amplió para permitir el paso de buques mas grandes conocidos como neopanamax, tomó cerca de nueve años entre planeamiento y cosntrucción con un costo hasta la fecha de US$5.400 millones. Pero aún existen reclamos por parte del contratista de las nuevas esclusas.

Con la ampliación el Canal no solo ha recuperado algunos servicios ( buques  fijos progrmadas por semana de cada naviera), sino que ha podido "quitarle" otras a su competidor más directo el Canal de Suez.