El Canal de Panamá cumple 97 años de funcionamiento continuo, en medio de un proceso de ampliación que muestra un avance de un 28%, una obra de mejoramiento valuada en US$5.250 millones que garantizará, en 2014, miles de millones de dólares a las arcas estatales.

Al finalizarse los trabajos, la ACP espera que “la utilidad neta de la vía que hoy está alrededor de US$1.000 millones suba a tres veces ese valor”, indicó José Barrios, subadministrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Empero, ya el Canal está apoyando a la población del país, tanto es así que Barrios destacó que gracias al proceso de ampliación los trabajadores de la construcción han mantenido aseguradas sus plazas de trabajo.

“Quizás el programa de ampliación del Canal sea el compensador de la baja que tuvo la industria de la construcción, esto ha dado un efecto importante porque gran parte de los trabajadores que no están en otras áreas están en la ampliación”, dijo Barrios en una reunión empresarial, anexando que han empleado a por lo menos 13.000 personas.

Los trabajos de ampliación del Canal comenzaron en 2007 y buscan adecuar la vía al paso de los importantes buques postpanamax que llevan desde 6.000 hasta 18.000 TEUs (unidad de medida para los contenedores). Actualmente, por la vía solamente pueden transitar los panamax de hasta 5.000 TEUs.

En la actualidad se estima que los excedentes de la vía marítima están por arriba de los US$2.000 millones, y se espera que suban casi un 70% y eventualmente sean tres veces su equivalente para el año 2025, tras la ampliación de la misma.

Con estos números la franja canalera seguiría siendo una de las fortalezas económicas de Panamá, situación que está comprobada en los aportes de la misma, desde su reversión a los panameños, en 1999, reporta el periódico Panamá América.

De esa fecha hacia acá, la obra ha apoyado al Tesoro Nacional con al menos US$6.400 millones, dinero que a su vez está invertido en obras de inversión social como escuelas, salud e infraestructuras, anotó la ACP.