Ciudad de México. La cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, como ha amenazado el favorito para ganar la elección presidencial del país, tendría un costo de 120.000 millones de pesos (unos US$6.557 millones), dijeron este lunes funcionarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador ha dicho que de llegar al poder cancelará la obra emblema del Gobierno -valorada en US$13.300 millones- argumentando está plagada de corrupción, que sus costos son elevadísimos y que está siendo levantada en un terreno que se hunde.

Pero el Gobierno advirtió este lunes que la cancelación acarreará multas, demandas por daños y perjuicios, la liquidación de miles de empleados y la pérdida de 70.000 puestos de trabajo hacia finales de 2018, explicó el portavoz gubernamental, Eduardo Sánchez, quien tildó la eventual cancelación como "una barbaridad".

"Son números gruesos, nada fuera de la realidad", dijo, en tanto, el director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Federico Patiño.

El aeropuerto arrancaría operaciones en una primera fase en 2020.

"Es uno de los proyectos de infraestructura más estudiados y discutidos del país (...) es una caja de cristal", agregó Patiño, quien afirmó que hasta ahora han sido invertidos 40.000 millones de pesos (US$2.156 millones) y que hacia fines del año el monto rondaría los 70.000 millones de pesos (US$3.773 millones).

López Obrador sugirió este viernes convocar a un grupo mixto de expertos para evaluar la multimillonaria construcción luego de que muchos sectores reaccionarán en contra de su plan de echarlo abajo. El candidato ha propuesto durante su campaña frenar esa obra y construir dos nuevas pistas en una terminal militar aledaña a la capital.