La Paz.- La Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, que busca conectar a países de Asia, Europa, Africa y América con mejores obras de infraestructura para un comercio estimulante, surge como un "complemento vital" para las perspectivas y el cumplimiento de objetivos del Plan Nacional de Desarrollo de Bolivia.

"Bolivia ha encontrado un complemento vital en la propuesta china en varios de los temas que trabajamos, sobre todo en el ámbito productivo y de infraestructura a través de importantes créditos que fortalecen el impulso del desarrollo boliviano", dijo en entrevista a Xinhua el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Clarems Endara Vera.

Endara Vera es el encargado de relacionarse y gestionar ante los países las mejores condiciones para el comercio internacional boliviano de empresarios, productores, exportadores e importadores.

Desde su despacho en la cancillería boliviana, Endara se refirió a las perspectivas que tiene Bolivia en la Franja y la Ruta, además de las ventajas, oportunidades, alternativas y fundamentalmente la sociedad estratégica que consolidó con China para fortalecer su desarrollo.

La iniciativa china se centra en cinco pilares referidos a la coordinación de políticas; la conexión de infraestructuras e instalaciones; la eliminación de trabas al comercio; la integración financiera; y el estrechamiento de los lazos entre pueblos, explicó el funcionario.

"Lo importante de esta propuesta, al margen de las importantes ventajas que se ofrecen, es abierta, sin imposiciones como sucedía en el pasado con otros países u organismos. Hemos tenido una amplia discusión ambos países y encontramos enormes coincidencias", agregó.

En esa discusión constructiva que se ha sostenido entre ambos países se concluyó que la agenda boliviana del Plan Nacional de Desarrollo y la Franja y la Ruta encuentran coexistencias que ya han sido trabajadas.

El Plan Nacional de Desarrollo, denominado "Bolivia Digna, Soberana, Productiva y Democrática para Vivir Bien", implica la concepción, políticas, estrategias y programas en todos los ámbitos sectoriales y territoriales.

Para lograr sus objetivos, el gobierno boliviano lleva a cabo una serie de estrategias, incluida la internacional, que concibe a Bolivia soberana y a través de la cual se hacen las relaciones económicas, políticas y culturales e incluye a los sectores vinculados con el comercio e intercambio de bienes, servicios y capitales.

Endara Vera reconoció que la iniciativa, anunciada por China en 2013, es una apuesta segura, dada la especialidad de ese país en invertir a "lo grande".

"Aquellos países cuyas infraestructuras sean deficitarias y requieran de un impulso para ser competitivas, pueden tener en la inversión de las empresas chinas participantes en el proyecto la solución", añadió.

Para el viceministro, la suscripción en junio pasado de un acuerdo convierte en socios estratégicos a ambos países, lo cual permitirá al país andino encarar su Plan Nacional de Desarrollo con mayor solvencia.

"Cuánto queremos crecer, cómo aumentar nuestra capacidad productiva, cómo queremos relacionarnos con la cooperación, cómo queremos nuestra infraestructura para que Bolivia esté intercomunicado con el mundo son propuestas bolivianas llevadas a la Franja y la Ruta", aseveró.

Estos emprendimientos bolivianos, según la autoridad, han encajado "perfectamente" con la propuesta china, de lo que denominan un crecimiento "común y equitativo para el desarrollo de los pueblos".

En ese contexto de coordinación bilateral se coincidió en la necesidad de trabajar en incrementar la capacidad de infraestructura de comunicación que tiene Bolivia.

En esa dinámica, manifestó Endara Vera que China está haciendo inversiones en Bolivia, a través de mecanismos financieros como créditos, que están ayudando a las grandes obras, sobre todo en infraestructura carretera.

Señaló que otro de los pilares que se comparte con China es el tema del desarrollo económico social y esto fundamentalmente a través de la cooperación en desarrollo productivo y tecnificación.

"Estos elementos ayudan a Bolivia mucho en el mejoramiento de su capacidad productiva. Tenemos una amplia riqueza para poder ofrecer al mundo, pero necesitamos aún incluir tecnología a nuestro proceso productivo para ver el mercado exterior", añadió.

Endara Vera explicó que China también abre el área de cooperación comercial bajo el principio de un comercio sin obstáculos.

De acuerdo con el viceministro, varios ejes coincidentes y complementos reafirman la sociedad estratégica entre Bolivia y China.