Tokio. La empresa japonesa Canon obtuvo en 2013 un beneficio neto de 230.480 millones de yenes (1.633 millones de euros), lo que supone 2,6% más que en el año anterior, gracias al efecto positivo que ha tenido la devaluación del yen.

El beneficio operativo del fabricante de impresoras, fotocopiadoras y cámaras avanzó 4,1%, hasta 337.280 millones de yenes (2.389 millones de euros), indicó el grupo, que a diferencia de otras empresas niponas se rige por el año corriente y no el año fiscal nipón, que acaba en marzo.

Los ingresos por ventas de Canon, el 80% de los cuales se produjo fuera de Japón, avanzaron 7,2%, hasta los 3,73 billones de yenes (26.429 millones de euros).

Durante 2013, la compañía japonesa vio como las ventas de sus cámaras digitales compactas se desplomaron 28% respecto al año anterior y quedaron en 13,2 millones unidades debido a la presencia cada vez mayor de "smartphones" con cámaras de alta resolución en el mercado.

Sin embargo, la venta de impresoras y fotocopiadoras durante el último ejercicio funcionó gracias al lanzamiento de nuevos modelos en medio de un aumento de la demanda, señaló Canon a través de un comunicado.

En cuanto a la previsiones para este año, la firma nipona espera que las ventas de cámaras digitales vuelvan a bajar un 20% hasta 10,5 millones de unidades.

En términos generales, la compañía prevé que su beneficio neto aumente 4,1% hasta 240.000 millones de yenes (1.700 millones de euros).

También prevé que para 2014 su beneficio operativo crezca 6,7% hasta 360.000 millones de yenes (2.550 millones de euros).