De los US$2.387 millones de inversión firme, es decir, comprometida por parte de los ganadores de contratos en las rondas petroleras mexicanas y aprobada por el gobierno mexicano, US$1.357 millones, que es 57% de las inversiones, vendrán de empresas mexicanas o mexicanas asociadas con extranjeras.

Derivado de las siete licitaciones celebradas en las Rondas Uno y Dos, las empresas mexicanas registran una inversión aprobada y comprometida de US$689 millones, que es 29% del total, mientras que las inversiones de empresas mexicanas asociadas con extranjeras suman US$667 millones, que representa 28% de las inversiones y las extranjeras han comprometido US$1.030 millones, 43% de las inversiones.

Para los bloques de aguas profundas, sólo Petróleos Mexicanos (Pemex) y la empresa de reciente formación con fondeo de Black Rock, Sierra Oil and Gas, han obtenido bloques en asociación con empresas extranjeras, lo que representa 14% de la inversión comprometida en la Ronda 1.4.

De acuerdo con los análisis de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, para los bloques en tierra se alcanza una inversión de US$827 millones de los cuales, 83% corresponde a empresas mexicanas.

Para bloques en aguas someras, se suma una inversión de US$1.072 millones y 47% de este monto corresponde a empresas mexicanas en asociación con extranjeras.

Para los bloques de aguas profundas, sólo Petróleos Mexicanos (Pemex) y la empresa de reciente formación con fondeo de Black Rock, Sierra Oil and Gas, han obtenido bloques en asociación con empresas extranjeras, lo que representa 14% de la inversión comprometida en la Ronda 1.4.

En la primera licitación de la Ronda Uno, donde se adjudicaron dos contratos de producción compartida en campos exploratorios de aguas someras, todas las inversiones corren por parte de un consorcio comandado por la estadounidense Talos Energy, que junto con la británica Premier Oil y la mexicana Sierra Oil and Gas, han sumado inversiones comprometidas por US$162 millones.

Ya en el segundo proceso de esta Ronda, las inversiones por parte de consorcios mexicano-extranjeros suman US$169 millones por parte de Petrobal-Fieldwood, mientras que los dos contratos de producción compartida para desarrollo en aguas someras de extranjeros, que son el compuesto por argentinas Hochki Energy y el de la italiana Eni, suman US$432 millones y es hasta el momento el mayor monto aprobado entre todas las licitaciones.

En tanto, para la cuarta licitación de la Ronda Uno, en que se adjudicaron ocho licencias para exploración en aguas profundas, la inversión comprometida por parte de extranjeros asciende a US$421 millones, mientras que en la primera licitación de la Ronda Dos, nuevamente para contratos de producción compartida en campos exploratorios someros, la inversión por parte de consorcios mexicano-extranjeros suma US$178 millones y la de empresas extranjeras asciende a US$131 millones.

Más mexicanos. Las etapas licitatorias donde más presencia de mexicanos se observa son obviamente la Ronda 1.3. En esta ronda, US$319 millones han sido comprometidos por empresas únicamente mexicanas, mientras que las extranjeras y consorcios entre empresas nacionales y foráneas suman US$60 millones.

Entre la inversión comprometida por mexicanos de las Rondas 2.2 y 2.3, también terrestres, asciende a US$371 millones, mientras que la comprometida por mexicanos asociados con extranjeros es de US$77 millones.