Cargill construirá su primera planta de biodiesel en Brasil, en el municipio de Três Lagoas, en Mato Grosso do Sul, donde invertirá cerca de 130 millones de reales (US$70 millones) en una unidad de capacidad para la producción de 200.000 toneladas de biocombustibles, según información entregada por la misma empresa.

La nueva fábrica funcionará anexa a la unidad de procesamiento de Cargill (en Três Lagoas) y tendrá una capacidad anual de producción de 200.000 toneladas de biodiesel, afirmó la compañía.

La unidad debe comenzar a operar en 2012. Otras compañías del sector en el país utilizan soja como la principal materia prima para la producción de biodiesel. Cerca del 80% de producción de biocombustibles en el país es hecha con oleoginosa.

En 2010, Brasil pasó a adoptar mayoritariamente el B5, una mezcla de diesel con 5% de biodiesel, que demanda casi dos millones de toneladas de soja por año.

Cargil comercializa y procesa soja con otros granos y oleaginosas, y es una de las mayores exportadoras y procesadoras de commodities en el país.

En 2009, cuando la empresa inauguró su sexta unidad procesadora de soja en Brasil, en Primavera do Leste (MT) el Complejo de Soja de la empresa comercializó 9,1 millones de toneladas de grano del país, contra 7,15 millones de toneladas en 2008.

El año pasado, incluyendo todos los segmentos, Cargill tuvo ingresos de 15.800 millones de reales en Brasil, registrando utilidades después de impuestos de 325 millones de reales (US$192,6 millones).

Las exportaciones de la compañía alcanzaron 11.600 millones de reales en 2009.