Madrid. Banco Santander reportó este miércoles una caída del 4% en sus ganancias netas del cuarto trimestre debido a problemas puntuales en su negocio en Estados Unidos, lo que perjudicó unos buenos resultados y un sólido desempeño en Brasil, el mayor mercado del prestamista español.

Los resultados muestran cómo Santander, el mayor banco de la zona euro por valor de mercado, se está beneficiando de su negocio latinoamericano, mientras en España lucha por aumentar la rentabilidad en medio de bajas tasas de interés y una competencia feroz.    

El banco reportó una ganancia neta de 1.540 millones de euros (US$1.920 millones) en el periodo de octubre a diciembre. Los analistas esperaban una utilidad neta de 1.460 millones de euros en el trimestre.    

Los analistas valoraron positivamente los resultados del banco, impulsados ​​por una caída generalizada en las provisiones por pérdidas crediticias y con América Latina como la principal fortaleza del banco durante todo el año y el trimestre.    

En Brasil, que representa más de la cuarta parte de las ganancias del grupo, la ganancia neta creció un 26%, impulsada por un sólido crecimiento de los ingresos, mientras que en Reino Unido, su segundo mercado más grande, las ganancias cayeron un 12%.

“A lo largo del año hemos visto un fuerte crecimiento en América Latina, con nuestros negocios en Brasil y México desempeñándose excepcionalmente bien”, dijo Ana Botín, presidenta de Santander, en un comunicado.      

En Estados Unidos, que representa el 4% de la utilidad del grupo, Santander reservó una pérdida de 5 millones de euros en el cuarto trimestre después de asumir cargos adicionales inesperados de 149 millones de euros, relacionados con provisiones por huracanes y un aumento en la participación del banco en Santander Consumer USA a un 69 por ciento.    

Excluyendo cargos netos de 382 millones de euros, la utilidad estructural del banco en el trimestre aumentó un 9% a 1.920 millones de euros, por encima de las previsiones de los analistas.    

En Brasil, que representa más de la cuarta parte de las ganancias del grupo, la ganancia neta creció un 26%, impulsada por un sólido crecimiento de los ingresos, mientras que en Reino Unido, su segundo mercado más grande, las ganancias cayeron un 12%.