Barcelona. La inmobiliaria Carso, propiedad del mexicano Carlos Slim, compró a través de su filial española 439 inmuebles a CaixaBank por un total de 428,2 millones de euros (US$563,7 millones), informó hoy la entidad española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco español suscribió a continuación con la entidad compradora un contrato de arrendamiento a largo plazo con opción a compra en virtud del cual seguirá ocupando los inmuebles, destinados a sucursales bancarias.

CaixaBank estima que las plusvalías a nivel consolidado antes de impuestos por esta operación ascienden a 200 millones de euros (US$265 millones).

Inmobiliaria Carso pertenece a Grupo Carso, uno de los conglomerados más importantes de América Latina, que controla y opera gran cantidad de empresas de los ramos industrial, comercial y de infraestructura y construcción, y también se encuentra en el sector automotriz.

El Grupo Carso es propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, considerado en los últimos años el hombre más rico del mundo por la revista Forbes.

Slim, accionista de CaixaBanc, controla, entre otras empresas, la operadora de telecomunicaciones Telmex.