El Grupo Financiero Inbursa, del magnate mexicano Carlos Slim, compró acciones por unos 100 millones de euros (US$112 millones) en una colocación del banco español Caixabank, que busca reforzar su capital antes de una adquisición de títulos del prestamista portugués BPI, según una fuente cercana a la operación.

La adquisición de cerca de un 0,75% del capital de Caixabank, según la fuente, se suma a otras compras de Slim en España, que es accionista mayoritario de la constructora FCC y de la inmobiliaria Realia a través de Inversora Carso.

Caixabank vendió el jueves acciones que representan un 9,9% de su capital a inversores institucionales por un total de 1.322 millones de euros.

Las acciones de Caixabank caían un 3,7% a 2.259 euros, alineándose con los 2,26 euros a los que se ejecutó la operación.