Sao Paulo. El multimillonario mexicano Carlos Slim planea fusionar sus negocios de telefonía fija y móvil en Brasil en un intento por reducir costos, dijo informó el periódico local Folha de S.Paulo, citando a fuentes no identificadas cercanas al empresario.

Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, planea fusionar la compañía de telefonía fija Embratel con Claro, la unidad local de América Móvil, en hasta dos meses, ratificando su interés por el mercado brasileño, descrito en la última edición de AméricaEconomía.

José Formoso Martínez, el presidente ejecutivo de Embratel, probablemente sea nombrado director de la empresa conjunta, añadió el periódico.

También compite por el máximo cargo en la firma fusionada Joao Cox, presidente ejecutivo de Claro en Brasil, pero Slim prefiere a Martínez, aseguró el diario.

Claro es la segunda mayor empresa de telefonía móvil de Brasil, superada sólo por Vivo.

Slim no ha estado satisfecho con los resultados de sus unidades brasileñas y planea la reorganización para lidiar con la competencia del conglomerado francés Vivendi, de la española Telefónica y de Portugal Telecom, informó Folha.

El año pasado, Vivendi compró al grupo telefónico brasileño GVT y podría buscar licencias de telefonía móvil en el país, mientras que Telefónica y Portugal Telecom comparten el control de Vivo.

Menores costos. La combinación de las unidades brasileñas es parte de un plan más amplio de Slim, revelado en enero, para mudar el control de la compañía de telefonía fija Telmex y del grupo regional Telmex Internacional a su principal empresa, América Móvil, para ahorrar costos.

América Móvil comenzó una oferta por Telmex International y Carso Global Telecom, el dueño mayoritario de Telmex, el 11 de mayo.

La empresa conjunta Claro-Embratel podría ser capaz de recortar costos anuales entre 20% y 30% al compartir la infraestructura de telecomunicaciones y obtener préstamos bancarios bajo mejores condiciones, sostuvo Folha, citando estimaciones iniciales.

América Móvil también planea tomar eventualmente al operador brasileño de televisión por cable Net Servicos, aunque eso requeriría de cambios en las leyes locales que prohíben el control extranjero de compañías de cable domésticas, tal como lo consignó AméricaEeonomía.

Net Servicos es controlada por el grupo brasileño de medios Globo, con 51% de participación con derecho a voto, mientras que Slim es el dueño del 49% restante a través de América Móvil.