México. Giant Motors, la empresa automotriz de Carlos Slim iniciará la producción de autos en México en un joint venture con la china Jac Motors, con intenciones de abarcar el mercado latinoamericano.

La noticia llega en momentos en que los fabricantes de automóviles han sufrido las consecuencias de la política de Donald Trump, denominada "América Primero", debido a que realizan la producción de sus vehículos en esta nación de bajo costo.

Esta asociación será coronada este martes, con el lanzamiento de dos populares modelosde vehículos hechos en China, con miras a abarcar el florenciente mercado automotor local, detalló Financial Times.

Giant Motors, la armaduría mexicana de Slim, se enfocará en el mercado doméstico y en exportaciones va las naciones del sur, en vez de mirar hacia los Estados Unidos. "No dependemos para nada del Nafta, ni para exportar ni para suministros", afirmó Ekías Massri, gerente general de Giant Motors. "Para nosotros, es acá donde están las oportunidades"

La inversión, que alcanza los US$230 millones llega al tiempo que la incertidumbre sobre le NAFTA le pone presión a México para diversificar sus importaciones y exportaciones, actualmente muy dependientes del mercado estadounidense. También demuestra que China apuesta por México como una plataforma hacia el resto de América latina, dice el Financial Times. 

Actualmente México exporta autos a otros 44 países, gracias a una docena de tratados de libre comercio, y el país es usado por empresas como Audi, y muy pronto BMW, como una base para exportaciones globales.

Giant, junto a JAC y Chori, una compañía japonesa que también participa del proyecto, iniciaronn conversaciones dos años trás, "antes de la tormenta", incentivados por el rápido crecimiento del mercado automotriz mexicano, dijo Massri.

El sector tuvo un exitoso año 2016, con ventas domésticas que subieron un 6,5% en febrero, comparado con igual fecha del año anterior.

La firma GIant, la mitad de cuya propiedad perenece a la empresa de inversiones de Carlos Slim, Ibursa, produce camiones y camionetas con la empresa china FAW, bajo el modelo de joint venture, desde hace 10 años. Ahora ensamblará los autos de JAC en la misma planta del estado de Hidalgo.

"No somos lo suficientemente grandes todavía como para exportar a los Estados UNidos, y eso requeriría una nivel fistinto de inversión. Peor queremos ser un hub de exportaciones hacia latinoamérica", expresó Massri.

La empresa de Slim también está desarrollando un proyecto por separado para desarrollar taxis eléctricos y espera lanzar dos modelos más de JAC este año. La meta de Massri es estar produciendo 6 mil unidades de autos y camiones hacia el 2021. Puede leer más sobre esta información acá.