La Paz, Xinhua. El carnaval de la ciudad boliviana de Oruro generó un movimiento turístico de 350.000 a 400.000 personas que atrajó importantes ingresos al país, informó este miércoles la Asociación de Agencias de Viaje y Turismo.

"Estos datos nos muestra que al carnaval en Oruro alcanzó un posicionamiento importante en los destinos turísticos en el ámbito nacional e internacional", informó la presidenta de esta Asociación, Lourdes Moya.

Reconoció que es necesario mejorar los servicios para dar una mejor atención al turista.

El sábado fue la entrada del carnaval en Oruro, que fue declarada por Naciones Unidas como "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad" el 18 de mayo de 2001.

"De 350.000 a 400.000 turistas han visitado Oruro, son cifras considerables y todos deberíamos trabajar poniendo lo mejor para atender a los turistas", manifestó Moya.

Además dijo que ante esa situación el desafío es capacitar a los recursos humanos y mejorar los servicios turísticos.

Además admitió la elevación de costos, por lo que consideró necesario encaminar una "conciencia turística" para "dar un mejor servicio a un costo equilibrado".

Moya informó que el carnaval de Santa Cruz, declarado Patrimonio Nacional, también es otro destino creciente. Además, señaló que Copacabana y Los Yungas están entre los lugares más visitados y aseguró que el flujo turístico se incremento debido a la campaña "Bolivia te espera".

El carnaval de Oruro es uno de los principales atractivos turísticos de Bolivia, por lo que se ha constituido en uno de los pilares de un ambicioso plan de atracción de visitantes extranjeros lanzado el año pasado por el gobierno del presidente Evo Morales.

Como parte de ese plan, el mandatario inauguró el viernes 8 un aeropuerto internacional en Oruro y confirmó que entregará a mediados de 2014 una autopista entre esta ciudad y La Paz, la primera carretera de este tipo en un país de poco más de diez millones de habitantes.

A principios de mes, Oruro estrenó un gigantesco monumento a la Virgen María, de 45,5 metros de altura, gracias al cual los lugareños no dudan ahora en proclamar que compiten de igual a igual con el carnaval de Río de Janeiro y su legendario Cristo de Corcovado, que es siete metros más pequeño.

Según cifras oficiales, Bolivia recibió en el 2012 por primera vez más de un millón de visitantes extranjeros, que gastaron casi US$450 millones, cifra significativa en una economía que exportó US$11.700 millones.