Buenos Aires. El sindicato que agrupa a trabajadores de la cadena de ventas minoristas Carrefour en Argentina dijo este miércoles que acordó con la empresa retiros voluntarios tras la presentación de un Proceso Preventivo de Crisis (PPC) ante el Ministerio de Trabajo.

El acuerdo, que fue ratificado este miércoles entre las partes en la cartera de trabajo argentina, prevé el pago de una retribución del 150% a los empleados que se acojan al retiro.

"Ya está el acuerdo y en el Ministerio se rubrica. Se pone a disposición de la gente retiros voluntarios al 150% (de la indemnización)", dijo a Reuters Angel Martínez, secretario de prensa y difusión de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS).

"Si no se realizaban estas negociaciones Carrefour cerraba porque hubo un mal manejo económico", afirmó.

Las unidades en el país sudamericano representan un 4% de las ventas globales del grupo con sede en Francia.

Una fuente del Gobierno confirmó la reunión de representantes del gremio en el Ministerio de Trabajo con la compañía, filial argentina de Carrefour Group, en tanto que la empresa francesa se abstuvo de comentar.

Carrefour ingresó a Argentina en 1982 y actualmente tiene una nómina de 19.000 empleados. Las unidades en el país sudamericano representan un 4% de las ventas globales del grupo con sede en Francia.