Las ventas minoristas de Carrefour se incrementaron un 11% entre abril y junio, un 7,2% más respecto al primer trimestre del año, favorecidas por la celebración tardía de Pascuas y como resultado de las estrategias de precios que buscan aumentar el volumen de ventas para paliar el menor crecimiento económico del país.

En comparación con el cuarto trimestre del 2013 las ventas vienen creciendo a ritmo sostenido en Brasil (+6,4% interanual), el segundo mercado más grande de la compañía después de Francia y retomaron el impulso en la Unión Europea. Esto le reportaría a la empresa ganancias operativas por US$ 3.000 millones para fines el 2014.

Mientras tanto, el grupo facturó cerca de US$ 27.800 millones según sus resultados globales para el segundo trimestre. Este es el tercer trimestre consecutivo de crecimiento de ventas en España y el quinto en Francia, lo que hace pensar que la economía europea por fin está recuperando su ritmo de consumo luego de las medidas paliativas a la crisis que se impusieron.

Las ventas europeas, sin tener en cuenta festividades y otros factores excepcionales, subieron un 4,9% en contraposición con el 3,7% del primer trimestre. Actualmente la compañía está tratando de cambiar su imagen, ícono de los hipermercados, para amoldarla a sus clientes que han optado por compras en negocios locales y online.