Santiago de Chile. Tras una serie de conversaciones, este jueves la chilena Cencosud logró la compra del 100% de los activos de Carrefour en Colombia por US$2.600 millones, los cuales también estaban en la mira de Walmart. Luego que se diera a conocer la noticia, las acciones de la minorista operaron durante la mañana de este viernes en la Bolsa de Comercio de Santiago de Chile a la baja, alcanzando un caída por sobre el 6% a las 16:30 horas local, cuando la acción llegaba a CL$2.630.

Para concretar la mayor adquisición de Cencosud en el extranjero, el retailer chileno suscribió un crédito puente con JP Morgan por US$2.500 millones y este viernes informó que planea un aumento de capital por hasta US$1.500 milllones, además de la emisión de un bono por US$1.000 millones. Todos estos elementos han provocado que los analistas miren desde ópticas encontradas la transacción: mientras algunos creen que los elementos negativos son mayores a los positivos, otros son más optimistas.

El banco canadiense Scotiabank degradó su recomendación para las acciones de la minorista chilena Cencosud a `2-Sector Perform`.“Pensamos que la compañía está tratando de cubrir demasiado terreno y tememos que le resulte extremadamente difícil capturar toda la rentabilidad del negocio mientras continúe en un curso frenético de fusiones y adquisiciones", detalló la entidad en un informe, en el cual también aludió a la expansión que realizó la empresa en Brasil, el megaproyecto Costanera Center en Santiago de Chile y la integración de PreUnic y Johnson, entre otros activos.

En tanto, el analista de Im Trust, Christopher DiSalvatore, manifestó que Cencosud había pagado mucho, dado que según sus estimaciones se había pagado cerca de 1,3 veces el valor firmas-ventas, cifra considerada históricamente alta.

“Pago más de lo que historicamente ha pagado por cualquier compañía que quiere comprar, además del promedio en la región de compras en el sector. La compañía no tiene espacio en su balanza para comprar una compañía de este tamaño ahora. Puede ser positivo al largo plazo, porque es un país super sano y creciendo fuerte, pero todo depende de los retornos que puede ganar por los inversionistas y eso depende de cómo va llenar los retornos a compensar por la compra”, detalló DiSalvatore, aludiendo que el alto precio habría respondido a que Cencosud estaba compitiendo con Walmart.

1911

En la vereda del optimismo está el analista del sector comercio del Departamento de Estudios de LarrainVial, Miguel Moreno, quien considera la compra como “muy positiva en el largo plazo, ya que permite aumentar el potencial de crecimiento en un país con buenas perspectivas. Esto justificaría en parte el valor (la transacción se realizó con uno de los múltiplos más altos para fusiones y adquisiciones en la región), además de que incluye activos inmobiliarios”.

Similar apreciación es la que posee el socio director de estrategias de Inversión de AltaDirección Corporate & Investment Banking, Claudio González, quien considera que se trató de “una compra interesante, que lo hace un big player regional y que le dará seguramente valor a la compañía en el mediano plazo, pero que la expone en el corto plazo”.

Al momento de referirse a si resultó conveniente el monto de la operación, el analista manifesta que “es una relación de valor de la empresa a ventas de alrededor de 1,57 veces, lo que no escapa demasiado de lo normal; anda tal vez en el rango alto de lo normal”.

Aumento de capital. Una de las preocupaciones que manifestó Bci Estudios, entidad que catalogó como positiva la compra, era un posible aumento de capital, el que finalmente se anunció este viernes. Por eso el analista de Im Trust no aprecia con buenos ojos el aumento de capital, dado que a su juicio “no es tan claro cómo va a mitigar esa operación, no sabemos el Ebitda margen”.

Para Moreno, “más importante que el dato de la caja es la estructura financiera de la compañía, y dado el alto monto de la adquisición, la empresa optó por un aumento de capital para alivianar los ratios de deuda”, por lo que descarta que se ejecuten nuevas acciones para solventar la compra, dado que “creemos que los montos anunciados por parte de la empresa, de deuda y de aumento de capital, serán suficientes para financiar esta compra, además de que la empresa quedaría con una sana estructura de deuda y capital”.

Una posición similar es la que mantiene Gónzalez, quien considera que “yo sería cauto en ver más acciones, creo que iniciarán con un mix entre endeudamiento y emisión de capital que vaya capitalizando esa deuda adquirida”. Sin embargo, en lo que respecta a la caída de las acciones, para el gerente de Estudios de la corredora InvertirOnline|FIT, Rodrigo Andaur, la fuerte caída del precio de la acción podría ser excesiva por varias razones, entre ella está el que Carrefour es la segunda mayor cadena de supermercados de Colombia y que el país posee la segunda mayor población de Sudamérica (más de 46 millones de habitantes), la que en promedio además es bastante joven y cuyo consumo está creciendo. Asimismo, esta operación contribuiría a potenciar el crecimiento de Easy, que hasta ahora sólo tenía cuatro locales en el país cafetero.

“Si bien a primera vista Cencosud pagó caro, debe tenerse en cuenta que Carrefour Colombia es dueña del 85% de su superficie de ventas (lo que en la práctica equivale a estar pagando un múltiplo EV/Ventas más bajo (cerca de la mitad) que el 1,2x que se deducía de la información inicialmente entregada por la empresa). En general, otras cadenas adquiridas han sido arrendatarias de la mayor parte de sus locales. Además, esta compra incluye cierto banco de terrenos”, detalla.

Al mismo tiempo, Andaur precisa que la integración debería ser mucho más fácil y rápida que otras adquisiciones, debido a que “opera con el mismo ERP que Cencosud y que sus locales se encuentran en buena forma y bien administrados” .

Bci Estudios estimó en su informe que ese panorama “debiera tender a revertirse puesto que en el neto, la noticia la consideramos positiva".

Similar opinión es la que tiene el analista de AltaDirección, Claudio González, quien especifica que la baja se revertirá luego que “se aclare la forma y condiciones de los créditos que financiarán esta compra y el posible aumento de capital futuro”, al momento que aclaró que la baja no se habría producido por una falta de confianza con el mercado colombiano, ya que esa plaza es apreciada como una buena alternativa.