La cartera de proyectos de infraestructura y mineros, así como la estabilidad macroeconómica hacen atractivo al Perú para la inversión extranjera señaló el director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL, César Peñaranda.

Refirió que el déficit de infraestructura en el país tras el fenómeno de El Niño costero asciende a US$120.000 millones, y la cartera de proyectos mineros está en alrededor de los US$50.000 millones, y por ello las oportunidades son grandes.

Asimismo, indicó que el próximo año va a estar en pleno funcionamiento la Reconstrucción Con Cambios y si se concretan las inversiones previstas en la cartera Proinversión como el proyecto minero Michiquillay, la inversión pública y privada aumentará.

“El próximo año podemos empezar a revertir la tendencia de la inversión y con ello tener un ritmo de crecimiento mayor, eso es lo que destaca Moody’s y también es lo que se enfatiza mucho afuera en el mercado internacional”, declaró a la Agencia Andina.

Peñaranda señaló que el financiamiento para la reconstrucción no es un problema para el Perú porque existen los recursos del Fondo de Estabilización Fiscal, y además el mercado financiero local se encuentra altamente líquido.

“Se tienen los recursos, estamos hablando de 20,000 millones de soles que son aproximadamente US$6.500 millones para las obras, eso hace particularmente especial la visión que puede tener el Perú hacia adelante”, dijo.

Proyectos mineros. Respecto a los grandes proyectos de inversión mineros, señaló que si se intensifica el mecanismo del adelanto social para invertir en infraestructura básica en las poblaciones asentadas en las zonas de influencia, más un adecuado diálogo social, se puede tener una mirada más positiva sobre la viabilidad de estas inversiones.

También indicó que otra de las fortalezas de la economía peruana, es su aspecto macroeconómico que mantiene por más de dos décadas y es considerado para las proyecciones que realizan los inversionistas.

"Una política macroeconómica que significa una adecuada política monetaria y cambiaria, que a su vez garantiza una baja inflación, el Perú tiene una de las inflaciones más bajas a nivel mundial y este año volvemos al rango meta del BCR”, dijo.

Mayores exportaciones. De otro lado, destacó que el aumento de la recuperación de la demanda mundial, ha permitido el crecimiento de las exportaciones peruanas, lo que ha compensado la menor inversión privada y pública.

“Las exportaciones peruanas el año pasado crecieron 9.7% y este año se estima que aumentarán en 6.8%, eso está permitiendo en cierta medida que la economía crezca por encima de 2%”, afirmó.