Washington. La Casa Blanca está "desempolvando viejos planes" de una potencial liberación de reservas estratégicas de petróleo para contener el creciente precio de la gasolina y prevenir que los altos costos de la energía deterioren el éxito de las sanciones contra Irán, dijo una fuente con conocimiento de la situación.

Funcionarios de Estados Unidos vigilarán las condiciones del mercado durante las próximas semanas, para ver si los precios de la gasolina caen tras el feriado del 3 de septiembre, como usualmente ha ocurrido, dijo la fuente.

Los precios del petróleo han trepado en las últimas semanas. Los precios del crudo Brent se acercaban a los US$120 por barril, muy por sobre los US$90 de julio.