Washington. La Casa Blanca divulgó este miércoles una propuesta que enviará al Congreso para permitir que el gobierno federal recaude más fondos por daños causados por compañías responsables de derrames de petróleo, como el ocurrido recientemente en el Golfo de México y que continúa arrojando miles de galones de crudo frente a las costas de Louisiana.

El proyecto de ley fue dado a conocer luego que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestara que se siente profundamente frustrado por el hecho de que el derrame no ha sido contenido y en tanto su administración trata de mostrar que está respondiendo agresivamente al desastre.

La propuesta de ley incluye elevar en 1 centavo por barril los impuestos que pagan las compañías por producir petróleo en Estados Unidos.

Este martes, el gobierno informó que dividirá la principal entidad encargada de inspeccionar las perforaciones de petróleo en aguas profundas en medio de preocupaciones de que el ente regulador tienes conflictos de interés inherentes debido a que recauda miles de millones dólares en regalías procedentes de compañías a las cuales debe supervisar.

Además de alterar el límite por daños que el gobierno puede cobrar, el proyecto daría apoyo a la industria pesquera y a aquellas personas que pierdan sus empleos como resultado de derrames, dos problemas que enfrentan Louisiana y otros estados del Golfo que cuentan con el camarón como una de sus principales fuentes de exportación y que dependen de las playas para atraer turistas.

La Casa Blanca no está proponiendo un aumento específico del límite para la compensación por daños, al afirmar que en vez de ello busca trabajar con el Congreso. Algunas propuestas presentadas ya en el Congreso elevarían el límite de US$75 millones a alrededor de US$10.000 millones.

De aprobarse el proyecto, también resultaría en un aumento inmediato de 1 centavo por barril en el impuesto al petróleo producido en Estados Unidos. Eso elevaría el impuesto total por barril desde los 8 centavos actuales a 9 centavos.

La legislación incrementaría el impuesto en otro centavo, a 10 centavos por barril, en 2017, dijo este miércoles el director en funciones de la Oficina de Administración y Presupuesto, Jeff Liebman.

El dinero recaudado mediante estos impuestos es utilizado para ayudar a cubrir los costos de las tareas de limpieza y respuesta en las que incurre la Guardia Costera de Estados Unidos y la Agencia de Protección del Medio Ambiente bajo el Fondo Fiduciario de Responsabilidad por Derrame de Petróleo.