Xuzhou. El mayor fabricante de equipo de minería y construcción del mundo, Caterpillar Inc., es optimista con respecto al mercado chino y citó las oportunidades creadas por la transición económica actual, indicaron este jueves importantes funcionarios de la compañía.

La empresa estadounidense se siente alentada por el potencial de oportunidades en los sectores de la construcción, la energía y la minería gracias a los programas nacionales de infraestructura y urbanización, dijo Ed Rapp, presidente y director de Caterpillar.

"Seguimos siendo optimistas en el largo plazo", dijo Rapp a los reporteros en un momento en el que Caterpillar celebra su 40º aniversario en China en una planta ubicada en la ciudad oriental de Xuzhou.

Chen Qihua, vicepresidente de Caterpillar y presidente de Caterpillar China, resaltó las oportunidades derivadas de la iniciativa de la Franja y la Ruta, una extensa red de infraestructura transfronteriza.

"Con nuestra red mundial de servicio y proveeduría, nos estamos preparando para trabajar con nuestros socios chinos para participar en la iniciativa", dijo Chen.

La transición de China hacia un desarrollo verde y encabezado por la innovación también creará nuevas áreas de crecimiento y Caterpillar aprovechará la creciente demanda de excavadoras, generadores eléctricos y sistemas de motor intensivos en tecnología y con eficiencia energética, añadió el funcionario.

Las ventas de Caterpillar en la región de Asia-Pacífico cayeron 25% anual en el tercer trimestre de 2015, principalmente por bajas en China y Japón, se indicó este jueves en un informe de la compañía.

Rapp dijo que la compañía ha pasado muchos ciclos en China, pero se ha visto apoyada por sanas asociaciones con proveedores y vendedores locales durante épocas de estrés.

Aunque el crecimiento económico de China cayó al nivel más bajo en seis años con 6,9% en el tercer trimestre, dijo Rapp, "hay muchas partes del mundo que quisieran tener una tasa de crecimiento de 6,9%".

Tom Pellette, también presidente del grupo Caterpillar Inc., señaló que la industria de la construcción se encuentra sometida a presión en todo el mundo, no sólo en Asia Pacífico.

La desaceleración en los sectores energético, minero y de la construcción obligó a Caterpillar a anunciar el mes pasado que recortaría 5.000 empleos a nivel mundial para fines de 2016.

La compañía tiene que ajustar su estructura corporativa y sus planes de producción, pero está comprometida con el desarrollo de China a largo plazo, dijo Pellette.