Guayaquil. Hasta agosto de 2011, la demanda de cemento en Ecuador fue de 532 mil toneladas. Ante esto, la compañía suiza Holcim prevé invertir hasta finales de 2012 alrededor de US$400 millones. La meta es potenciar su planta e incrementar su capacidad de fábrica.

La empresa produce 3,5 millones de toneladas de cemento por año, sin embargo, con la nueva inversión la producción tendrá un incremento de 50%.

Desde septiembre de 2010, junto a la actual planta en la ciudad costera de Guayaquil,  inició el proceso de repotenciación. En 2011 la inversión llegó a los US$120 millones.

El presidente de la Cámara de la Construcción, José Centeno, dijo que este aumento en la demanda de cemento está reflejado en el crecimiento sostenido del sector en el 5%.

Además afirmó que en 2011 y la proyección del 2012 el crecimiento será el mismo. “La inversión pública es muy importante en el área de carreteras y eso hace que todo el sector se dinamice”, enfatizó Centeno.

En tanto, recordó que el 30%  de los costos directos de la construcción es mano de obra, “los sueldos están por encima del salario básico (US$292)”.

Holcim es la cementera más grande del Ecuador y sus principales competidores son Guapán, Chimborazo, Lafarge y Selva Alegre.

Estas empresas también tienen previsto aumentar su capacidad de producción del material.

En Ecuador, la compañía Holcim opera desde 2004 y en la actualidad, tiene una planta integrada de cemento en Guayaquil, una estación de molienda de cemento en Latacunga, siete plantas fijas de hormigón en Guayaquil, Quito, Cuenca, Manta, Ambato y Machala.