San Salvador. La cementera Holcim comienza a ver despegar sus ventas de nuevo en El Salvador, después que el pasado mes de febrero la compañía ha mostrado una recuperación, afirmó el director ejecutivo, Ricardo Chávez.

Según explicó Chávez, en el transcurso del primer semestre de 2011, la empresa ha reportado un crecimiento del 4% comparado con el mismo período del año anterior.

Holcim prevé un comportamiento similar para el resto del año. “No creemos que sume más allá de ese 4%, a lo sumo un 5%”, dijo.

La compañía se ha visto afectada durante el presente ejercicio por el alza del petróleo que importa para la producción del cemento y la generación de energía eléctrica.

A la vez, Holcim reporta alzas en el papel –empleado para la elaboración de sus bolsas– y el hierro, así como en el costo del flete marítimo.

Según el ejecutivo, otro elemento que les ha afectado es la subida del 4% al impuesto del cemento.

Esta situación obligó a la compañía a trasladar a los consumidores el incremento por el impuesto y también el alza de las materias primas, con un aumento del 5% aproximadamente.

“Es importante para nosotros que el impacto en el precio sea lo menos posible para no afectar este crecimiento de la demanda”, afirmó el ejecutivo.

Entre los planes de la compañía se prevé la ampliación de su principal planta productora de cemento. La inversión se estima en US$25 millones.

Además de eso, Holcim contempla, junto a otros inversionistas privados, la construcción de una planta generadora de 100 megavatios de energía eléctrica.

La inversión oscilaría entre US$150 millones y US$200 millones. Según Chávez, este proyecto está en la última etapa de los estudios técnicos.