Quito. Con una inversión de US$4 millones se terminó de construir el primer cementerio vertical (para urnas cinerarias) en el país, ubicado en el norte de Quito, el cual pertenece a la empresa Memorial y fue inaugurado la semana pasada.

Este espacio alberga 11.500 columbarios (para depositar cenizas) que pueden ser dobles.

Otra novedad que tiene es el cementerio virtual (donde se pueden conocer detalles de la persona fallecida) y poder seguir un sepelio mediante internet por lejanía de familiares.

Según el presidente de Memorial, Pablo Cevallos, en Necrópoli ya están vendidos 2.500 espacios; el 90% de los nichos se ubica en el subsuelo.

Además, cuenta con capilla, cafetería, florería, horno crematorio, guardería, entre otros.

La idea del proyecto se apuntala en que el 72% de la población en Ecuador quiere ser cremada, según una investigación de mercados que hizo la empresa, sin embargo, sólo el 15% de la población lo hace ahora, detalló Cevallos.

Un paquete de servicios exequiales cuesta desde US$1.900, que incluye trámites legales, traslados, ataúd, arreglos florales, espacio en parque cementerio por cuatro años o servicio de cremación, columbario.