Panamá. La compañía cementera Argos, de origen colombiano, se comprometió hoy a participar en un movimiento a través del cual se busca la reforestación en 20 años con especies forestales y frutales de un millón de hectáreas en Panamá, y como un paso para frenar una tasa de deforestación que supera las 20.000 hectáreas al año en este país.

El compromiso fue formalizado a través de un convenio suscrito entre el presidente de Argos Panamá, Enrique Tomás Olarte, y la directora ejecutiva de la no gubernamental Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), Rita Spadafora.

El texto del acuerdo, facilitado en ocasión del acto, establece la vinculación a la "Alianza por el millón", iniciativa para la recuperación de la cobertura boscosa del país emprendida por el grupo gestor integrado por ANCON, la Asociación Nacional de Reforestadores y Afines de Panamá (Anarap) y la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP).

Se explicó además que a través del compromiso con la cementera será posible reforestar dos hectáreas por año entre 2015 y 2019.

Spadafora consideró importante que otra empresa de gran trayectoria se una a la alianza y que sea la primera en comprometerse a respaldar al idea por los próximos cinco años.

"Este es un ejemplo que esperamos que sigan otras empresas comprometidas con el desarrollo sostenible del país", agregó a Xinhua la directora ejecutiva de ANCON.

El compromiso lo han suscrito también los ministerios de Ambiente y de Desarrollo Agropecuario (MIDA) de Panamá, el presidente panameño Juan Carlos Varela, y participan además como actores otros aliados, inversionistas y organizaciones.

Según el grupo gestor, la Alianza se planteó teniendo en cuenta que en Panamá se ha perdido más de 65% de la superficie de bosque natural, y que en los últimos 20 años se estima que se perdieron 540.000 hectáreas de bosques, lo que se estima que representa acumulativamente unas dos millones de hectáreas.

También se estimó que hasta 2009 la superficie reforestada en el país escasamente logró generar un poco más de 75.000 hectáreas.