México DF. El productor mexicano de cemento Cemex apuesta al desempeño económico de Perú con una opción de inversión que es una novedad para la compañía con sede en Monterrey.

Cemex informó este mes que tiene planes de invertir hasta US$100 millones en una participación minoritaria en la firma de inversión Blue Rock Cement Holdings, la que planea construir una planta de cemento de US$230 millones en Perú con una capacidad de 1 millón de toneladas métricas al año.

La inversión, autorizada bajo el acuerdo de refinanciación de deuda de US$15.000 millones de Cemex alcanzado el año pasado con bancos, otorga a la compañía una forma de prepararse para el crecimiento futuro sin arriesgar su balance, dijo el martes Fernando González, vicepresidente ejecutivo de planeación y finanzas.

González destacó que la economía peruana ha superado a sus pares, y dijo que la nueva planta representa una oportunidad bajo condiciones poco habituales para Cemex.

La forma tradicional de Cemex de expandirse geográficamente es realizar adquisiciones apalancadas seguidas de una rápida reducción de deuda, un modelo que fue suspendido tras la adquisición de Rinker por US$15.500 millones en 2007 que fue seguida por la crisis económica internacional y la refinanciación de deuda de Cemex.