Monterrey. La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, colocó el miércoles US$1.400 millones en notas convertibles en acciones, con lo que busca evitar mayores costos financiero.

La operación golpeó el precio de las acciones de Cemex, que perdieron un 2,72% en la bolsa mexicana a 10.39 pesos, mientras en Nueva York cayeron un 2,36%, a US$8.68, ante renovados temores de una dilución.

Cemex colocó US$800 millones a cinco años con un cupón de 3,25% y US$600 millones a siete años con un interés de 3,75%.

La transacción será en base a una tasa de conversión inicial de 88.6211 ADSs por cada US$1.000 de cada serie de obligaciones, equivalente a un precio de conversión inicial de aproximadamente US$11,28 por ADS.

La cementera dijo que realizará opciones de compra de acciones con algunas instituciones financieras, para tratar de reducir el costo resultante de la futura conversión, lo que además disminuye el efecto de dilución.

"Cemex baja por lo de la dilución", dijo un operador de mercado, al explicar el efecto de la emisión de los bonos, que a su vencimiento serían convertidos en acciones.

Las recursos de la operación serán usados para adelantar el pago de deuda bajo el acuerdo de refinanciamiento al que Cemex llegó con sus acreedores en el 2009 y así evitar un aumento en sus intereses anuales de US$200 millones de dólares.

Cemex dijo que también ofreció por 30 días una opción de sobreasignación a las instituciones financieras que participan como compradores originales de las obligaciones 2016 por un monto de US$177,5 millones y de US$90 millones por las obligaciones 2018.


Ven oferta como positiva. La correduría del banco español BBVA había estimado antes de la colocación una potencial dilución del 10,7% con un premio de 30% sobre el precio de las acciones, menor al 13,4% que tendrían si se colocaran las acciones directamente en el mercado.

Cemex aprobó el mes pasado la emisión de hasta 6.000 millones de nuevas acciones, equivalentes a 200 millones de American Depositary Shares, que mayormente usará para respaldar la deuda convertible.

Los nuevos títulos representan un 20% de las acciones actualmente en circulación.

Sin embargo, para algunos analistas la oferta es positiva y ya debería estar descontada en el precio de las acciones.

"Vemos como positivo que la oferta consista sólo en notas convertibles, lo cual difiere y reduce los efectos de dilución para los accionistas", dijo Credit Suisse en un reporte.

Adicionalmente, los analistas esperan que los indicadores financieros de deuda neta a flujo de operación (Ebitda) de Cemex mejoren con la emisión de las notas convertibles.

Con una deuda de alrededor de US$17.700 millones al cierre del 2010, la cementera tiene que prepagar este año US$2.300 millones dentro de su acuerdo de refinanciamiento.

En febrero, Cemex pagó US$50 millones de deuda dentro del acuerdo, dijo la cementera en el prospecto de colocación de las notas.