Monterrey. La cementera mexicana Cemex, una de las mayores del mundo, dijo este martes que recibió aceptación del 90% de sus acreedores para refinanciar deuda que vence en el 2014 y amplió el plazo de su oferta de intercambio al 7 de septiembre.

Cemex agregó que algunos de sus acreedores han notificado que desean recibir US$470 millones en bonos de alto rendimiento que vencen en el 2018, como parte del plan de refinanciamiento.

La cementera lanzó en julio una oferta de intercambio de deuda y solicitó consentimiento para refinanciar alrededor de US$7.200 millones que maduran en el 2014, por nuevos créditos y notas privadas con vencimiento en el 2017, así como hasta US$500 millones en bonos de alto rendimiento.

El plan de refinanciamiento contempla un pago anticipado de US$1.000 millones en marzo del 2013, amortizaciones de US$500 millones en febrero del 2014, y dos pagos de US$250 millones en junio y diciembre del 2016.

Cemex dijo además que aproximadamente el 1,5% de los acreedores restantes le informó que desea participar en el refinanciamiento de los pasivos.

"Esta extensión reconoce que, debido a limitaciones particulares de tiempo durante el periodo de agosto, hay un número de participantes que han expresado una intención de participar en la transacción pero no han podido enviar notificaciones", dijo la compañía.

Tras el anuncio, las acciones de Cemex ganaban un 2,28% en la bolsa mexicana, a 10,31 pesos. En Nueva York sus papeles subían un 2,33% a US$7,92.