Ciudad de México. La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, dijo este martes que planea colocar un total de US$1.200 millones en notas convertibles en acciones en dos ofertas con vencimiento en 2016 y 2018, con lo que busca evitar mayores costos financieros.

Cemex detalló que cada una de las ofertas será por US$600 millones y contarán con una opción de sobreasignación de US$90 millones por un plazo de 30 días.

"Las obligaciones serán convertibles en American Depositary Shares (ADSs) de CEMEX en base a una tasa de conversión por definir", agregó la compañía.

Se espera que el precio de las notas se fije este miércoles con un rango de conversión estimado de entre un 27,5% a un 32,5% sobre el cierre de la acción del martes o en el rango medio de US$11.56 por ADS, según un reporte de IFR, un servicio de noticias financieras de Thomson Reuters.

Los títulos de Cemex ganaron un 1.71% en la bolsa mexicana a 10,68 pesos (US$0,88), mientras en Nueva York subieron un 1.72% a US$8.89, antes del anuncio.

Operación para cancelar deuda. La cementera, que opera en más de 50 países, necesita pagar este año una deuda por US$2.300 millones para evitar un alza de US$200 millones en sus intereses, como parte del acuerdo de refinanciamiento al que llegó con sus acreedores en el 2009.

Cemex aprobó en febrero la emisión de hasta 6.000 millones de nuevas acciones, equivalentes a 200 millones de ADS, que dijo usaría mayormente para respaldar deuda convertible que usa para refinanciar los pasivos dentro del acuerdo.

Las nuevas acciones representan un 20% de títulos en circulación.

La operación permite a Cemex evitar la inmediata dilución que pudieran tener sus inversionistas si en lugar de convertibles colocan las nuevas acciones directamente entre el público inversionistas.

Cemex dijo también que realizará opciones de compra de acciones con algunas instituciones financieras, para tratar de reducir el costo resultante de la futura conversión.

Los recursos obtenidos con la colocación de las obligaciones convertibles, se usarán además de prepagar deuda bajo el acuerdo de refinanciamiento, para cubrir opciones de compra de acciones y amortizar certificados bursátiles, agregó la cementera.