México. La compañía mexicana Cemex, una de las tres mayores productoras de cemento del mundo, tuvo una pérdida neta consolidada de US$181 millones en el primer semestre de 2014, un 53,2 % menor a la pérdida de 387 millones del mismo período de 2013.

En un reporte financiero enviado a la Bolsa mexicana, Cemex indicó que las ventas netas consolidadas en los primeros seis meses del año alcanzaron US$7.736 millones, un 6% más respecto a los US$7.322 millones del mismo período del año anterior.

El flujo de operación (ebitda) aumentó 1% respecto al mismo periodo de 2013, y se ubicó en US$1.269 millones.

En el segundo trimestre de este año, la cementera registró un beneficio neto consolidado de US$97 millones, cifra que se compara positivamente con la pérdida neta por US$122 millones en los mismos meses de 2013.

Las ventas netas del consorcio se ubicaron en US$4.154 millones, un 4% más que las del mismo período del año anterior, mientras que el flujo de efectivo se ubicó en US$737 millones, lo que supuso un aumento del 1% respecto al mismo periodo de 2013.

"Estamos satisfechos con las tendencias que hemos visto en los volúmenes de nuestros tres principales productos durante los primeros seis meses del año y por el éxito de nuestra estrategia value-before-volume (calidad por encima de cantidad)", destacó el director general, Fernando González Olivieri.

El ejecutivo agregó que prevén un mejor desempeño de sus operaciones en la segunda mitad de este año, lo que les permitirá "tener una generación más sólida de flujo de operación para el año completo 2014".

La empresa precisó que sus operaciones en México sumaron US$816 millones en el segundo trimestre, una cifra menor en un 4% comparada con los mismos meses del año anterior.

Los ingresos de Cemex en Estados Unidos se ubicaron en US$957 millones, un aumento del 10% respecto al mismo periodo de 2013.

En el Norte de Europa registró ventas por US$1.138 millones, un 5% más que en los mismos meses del año pasado, y en la región del Mediterráneo tuvo ingresos de US$449 millones, 12% más respecto al mismo periodo de 2013.

La filial en América Central, Suramérica y el Caribe reportó ingresos por US$562 millones, una cifra similar a la del mismo periodo del año pasado.

Cemex comercializó en Asia productos por US$160 millones, lo que supuso una reducción del 2%.

Al cierre de junio pasado, la deuda total de Cemex, más las notas perpetuas, se ubicó en US$17.045 millones, un 1% mayor respecto a los US$16.948 millones registrados 12 meses antes.

Después de la compra de la cementera australiana Rinker por US$15.300 millones en 2007 y el inicio de la crisis de la construcción en Estados Unidos y Europa en 2008, Cemex entró en dificultades de pago de deuda.

Fundada en 1906, Cemex tiene entre sus principales competidoras a la francesa Lafarge y al Grupo Holcim, de origen suizo, las cuales en abril pasado anunciaron su fusión.