Monterrey. La cementera mexicana Cemex, una de las mayores del mundo, dijo este jueves que logró una ganancia neta en el primer trimestre, superando las expectativas, gracias a un sólido desempeño en Estados Unidos, su principal mercado, y por un plan de ahorros que mejoraron su rentabilidad.

La compañía dijo que registró una ganancia neta de US$35 millones frente a la pérdida de US$149 millones del periodo de enero a marzo del 2015, superando ampliamente el promedio de una minusvalía de US$30 millones estimado en un sondeo previo de Reuters.

Cemex dijo además que elevó su meta para mejorar el flujo de efectivo libre este año en un rango de entre US$400 y US$450 millones desde su objetivo previo de US$350 millones.

En una presentación en su página de internet, la empresa explicó que la mejora en el flujo provendrá de una menor inversión, ahorros por refinanciamiento y menor capital de trabajo e impuestos.

El alza en las acciones en el trimestre generó además a la compañía ganancias en instrumentos derivados, que junto con menores impuestos y costos financieros, compensaron la pérdida cambiaria por la apreciación del dólar frente a las monedas emergentes, impulsando el resultado neto.

La compañía casi triplicó el año pasado su flujo de efectivo libre a US$628 millones, gracias a iniciativas similares a las que aplicará en el 2016.

"Si añadimos la nueva guía a nuestro modelo, el flujo de efectivo libre en 2016 llegaría a US$788 millones y el rendimiento (por acción) aumentaría a 7,6% desde un 6,6%", dijo Credit Suisse en un reporte.

Las acciones de la cementera ganaban un 2,98% en la bolsa mexicana a 13.46 pesos a las 10.15 hora local (1515 GMT), pero tocaron un máximo intradía de 13.54 pesos, su nivel más alto desde mediados de agosto.

El alza en las acciones en el trimestre generó además a la compañía ganancias en instrumentos derivados, que junto con menores impuestos y costos financieros, compensaron la pérdida cambiaria por la apreciación del dólar frente a las monedas emergentes, impulsando el resultado neto.

Para este año, la firma recortó a US$650 millones sus inversiones en activos fijos desde un plan de US$700 millones anunciado en febrero.

La cementera, que opera en más de 30 países, registró en el trimestre una caída de 3,0% en sus ingresos, afectada por la apreciación del dólar y un volumen plano, que fue compensado por aumentos de precios en moneda local y su plan de reducción de costos.

Los costos bajaron un 1,5% como porcentaje de ventas y como resultado las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) aumentaron un 3,0%.

Estados Unidos fue el mayor generador de ingresos con un alza del 8,0% en sus volúmenes de ventas de cemento y un aumento en su EBITDA de 71%, apoyado en un buen clima y mayor actividad residencial e industrial.

La deuda total de Cemex bajó un 4,0% a tasa interanual a US$15.999 millones al cierre del trimestre.