La cementera mexicana Cemex decidió este jueves posponer la emisión de un bono a ocho años por US$650 millones por la actual inestabilidad del mercado, dijo IFR, un servicio de noticias de Thomson Reuters.

La firma aún no canceló la operación dado que dijo que seguirá analizando el mercado en busca de otra oportunidad, agregó IFR.

Durante el primer trimestre, Cemex logró refinanciar cerca de US$3.500 millones a través de la emisión de deuda y obligaciones convertible en acciones, para evitar un alza en sus intereses anuales dentro de un estricto acuerdo con acreedores que firmó en agosto del 2009.

Al cierre de marzo, la deuda total de la cementera era de US$18.231 millones con vencimientos de alrededor de US$1.200 millones entre el 2011 y el 2013.

"Durante 2014, la compañía enfrenta amortizaciones de deuda por aproximadamente US$8.300 millones (...) y la compañía muy probablemente buscará refinanciarlos durante 2012", agregó Fitch en un reporte.

La gigante cementera, que opera en más de 50 países, también enfrenta este año una opción de compra de los activos de su socia estadounidense Ready Mix en alrededor de US$360 millones, que vence en septiembre.